Opinión

Que bestia… hay que conversar con todos los sectores.

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Francisco Jiménez con buena calificación pasó de Correista al rol de ministro de Gobierno parco, inmutable, defensor a ultranza de una democracia que en el papel y el deber ser, así debería funcionar, pero en los hechos, no existe si no la sapada, el entuerto, las coimas, sobornos, complicidad, corrupción, indolencia, violaciones, impunidad, etcétera…

Estás no son narrativas, son hechos en la que participaron y ayudaron a construir los compañeros del joven Jiménez, y que con sus dobles discursos desde que fue designado Asambleísta, manifestó que había que conformar una comisión de la verdad, para auditar si Correa es o no es un perseguido político, estos son hechos no narrativas o lucubraciones.

Ahora resulta por otro lado, que criticar y rechazar estos hechos inaceptables y bochornosos, es no tener amor, sino odio, amargura dicha por Marcela Aguinaga, desde México en #teleamazonas en la mañana de hoy, creyendo que con ese discurso y victimizando a los protagonistas de toda esa década robada, podremos olvidar sus fechorías y crímenes, sin devolver lo robado.

Acá y es lo que jamás podremos olvidar, y por aquello la indignación general, es que después de todo lo robado y no devuelto, conversen con estos delincuentes, dizque buscando estabilidad y gobernabilidad, no señores eso no es democracia, así no funciona la ética pública, el encuentro es entre iguales, entre ciudadanos honestos y de bien, reunirse con delincuentes para que garanticen la estabilidad y la gobernabilidad, es construir una fachada falsa y aparente, cuyos cimientos son frágiles, chuecos, criminales y corruptos, estos son hechos no narrativas…

Semper Fi.