Ciencia

“Que al asma no te pare”

El principal factor de riesgo para el desarrollo del asma son las alergias.

ESPAÑA. El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias que afecta a unos 2,5 millones de personas en España. Esta patología la sufre algo más del 10% de los niños y el 5% de la población adulta, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).
Se celebró el Día Mundial del Asma. “Que el asma no te pare” es el lema de una campaña avalada por neumólogos y alergólogos, que quiere transmitir el mensaje de que si se trata correctamente se puede conseguir que no condicione la vida del paciente.

Tiene un impacto tremendo en la calidad de vida, pero es tratable y controlable. El asma tiene un “impacto tremendo” en la calidad de vida de los pacientes, pero “lo positivo” es que “es perfectamente tratable y controlable”, asegura la doctora Pilar de Lucas, presidenta de Separ, una de las entidades que apoyan la campaña. El principal factor de riesgo para su desarrollo son las alergias. De hecho, aproximadamente el 50% de los pacientes son alérgicos, porcentaje que se eleva hasta el 80% en el caso de los más pequeños.

Así lo explica el doctor Daniel Antolín, secretario de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), otra de las organizaciones que avalan la campaña, quien insiste en que, a pesar de que la enfermedad “limita mucho” la vida laboral, escolar y social, con “un control adecuado” de puede llevar “una vida normal”. Uno de los principales “problemas” para ese control es la falta de adherencia al tratamiento, que puede llegar al 40% de los pacientes. Por ello, las sociedades científicas reclaman al Ministerio de Sanidad la elaboración de una Estrategia nacional sobre el asma, en la que una de sus “patas fundamentales” sea el control de la enfermedad y la adherencia.

Un niño con asma grave bien tratado puede llevar una vida como la de cualquier otro. A través de Guille, y con textos de fácil compresión y dibujos intuitivos, se pretende que los propios niños o las personas encargadas de su cuidado, identifiquen los síntomas de esta enfermedad y sepan las actitudes que deben tomar una vez que han sido bien diagnosticados y reciben el tratamiento adecuado.

Y es que un niño con asma grave tratado correctamente puede llevar una vida como la de cualquier niño sano, según señala la doctora María Jesús Cabero, de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), que, junto a la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Asma Pediátrica (Seicap), han colaborado en esta herramienta educativa de especialistas del Hospital materno infantil Gregorio Marañón de Madrid y Novartis. Pero ¿cuándo está controlado el asma en los niños?

Según la doctora Elena Alonso, de la Seicap, cuando no tiene síntomas de tos por la mañana o al correr, puede dormir bien, sin despertarse, no necesita medicación de alivio o no tiene ataques propios de la enfermedad y puede hacer todas las actividades deportivas y de tiempo libre. (Efe/ La Nación)