Internacional

Putin y Xi Jinping afianzan los lazos energéticos entre Rusia y China

Los presidentes de Rusia y de China, Vladimir Putin y Xi Jinping, destacaron hoy la intensificación de los lazos energéticos entre los dos países, que ha permitido a Moscú aumentar un 64% la facturación desde comienzos de año y un 10% los volúmenes de los suministros.

“La energía sigue siendo una de las áreas clave y más dinámicas de nuestra cooperación económica”, dijo Putin en un mensaje a los participantes del IV Foro Energético ruso-chino.

El mandatario ruso recalcó que, recientemente, se ha logrado asegurar un altísimo nivel de vínculos bilaterales en los sectores de petróleo y gas, carbón y energía, proyectos conjuntos a gran escala para centrales nucleares en China y la producción de gas natural licuado se está implementando sistemáticamente.

Xi, a su vez, señaló que “la cooperación energética entre China y Rusia es la piedra angular de la cooperación práctica entre los dos países” y también sirve como “una fuerza efectiva para proteger la seguridad energética global”, según la agencia oficial TASS.

“China está dispuesta a trabajar con Rusia para forjar una asociación energética más estrecha, promover el desarrollo de la energía limpia y verde y mantener de forma conjunta la seguridad energética internacional y la estabilidad de las cadenas de suministro de la industria”, añadió Xi, según CCTV.

El vice primer ministro de Rusia Alexander Novak recordó que China se está convirtiendo en el mayor consumidor de energía rusa. “Este año la facturación del sector energético ha crecido un 64% con respecto al año pasado, en términos físicos las entregas han crecido alrededor de un 10%”, dijo.

Explicó que las exportaciones de gas natural licuado desde Rusia a China aumentaron un 32% entre enero y octubre en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El consejero delegado de la petrolera rusa Rosneft, Ígor Sechin, explicó que actualmente el volumen de gas natural licuado exportado a China desde Rusia es relativamente pequeño, pero auguró un aumento en el futuro parecido al que registra el suministro a través de gasoductos (un 60% este año, según sus cálculos).

El comercio bilateral entre Rusia y China debería alcanzar los 180.000-190.000 millones de dólares este año, dijo Sechin. Su empresa suministra alrededor del 7% de las necesidades de crudo de China.

El proyecto Vostok Oil, dirigido por Rosneft, que combina los yacimientos petrolíferos ya en producción y los que se pondrán en marcha a finales de esta década, “garantiza el suministro de energía a largo plazo a las crecientes economías asiáticas”, dijo Sechin, lo que debería contribuir a evitar la fuerte volatilidad de los precios.

El vicepresidente de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), Huang Yongzhang, por su parte, recalcó que China debe aumentar continuamente el volumen de gas ruso a través de la ruta oriental, en lo que ya trabajan ambos países.

El proyecto de la ruta del Lejano Oriente está en fase de planificación en cuanto a su diseño y la estimación de costes, mientras que continúan las negociaciones para el suministro de gas a través “Fuerza de Siberia-2″, que pasará por el territorio de Mongolia hasta China.

La vicepresidenta de Gazprom y directora general para Exportaciones, Elena Burmistrova, explicó que la capacidad de este segundo “Fuerza de Siberia” será de 50.000 metros cúbicos al año.

En cuanto al petróleo, el jefe de Rosneft afirmó que en los primeros 10 meses del año Rusia incrementó las exportaciones de crudo a China un 9,5%, hasta casi 72 millones de toneladas en comparación con el mismo período de 2021, una cifra que Huang rebajó no obstante a 33 millones de toneladas.

Huang indicó que ambos países han ampliado el acuerdo sobre el suministro de crudo al oeste de China, lo que garantizará el abastecimiento de 100 millones de toneladas de crudo.

En el sector de la electricidad, Rusia cree que los suministros al país vecino pueden aumentar un 11 % hasta finales de año, según Novak.

Sechin sostuvo que Inter RAO, el operador de las exportaciones e importaciones de electricidad en Rusia, aumentó sus suministros a China un 33 % en los primeros diez meses del año, a hasta casi 4.000 millones de kilovatios por hora.

En respuesta a la propuesta del G7 de limitar los precios del petróleo ruso, el Kremlin ha prometido desviar los suministros a los países que no apoyen la idea, y tanto China como India han aumentado sus compras de petróleo a Moscú.

Infobae.