Actualidad

El pueblo ecuatoriano sabrá defender lo logrado por este gobierno, asegura Doris Soliz

La secretaria ejecutiva de AP, Doris Soliz, confía en que los ecuatorianos optará por continuar con el actual proyecto político en las elecciones de febrero.

QUITO.  A once días de las elecciones para presidente y vicepresidente en Ecuador, la secretaria ejecutiva del movimiento Alianza PAIS, Doris Soliz, señala que esta sería una “batalla decisiva” para los sectores de oposición, sin embargo confía en que los electores sabrán defender el proyecto político instaurado por el actual gobierno que “ha beneficiado a la población más pobre”.

“Para la oligarquía esta es una batalla decisiva, pues ellos están dispuestos a acabar con la Revolución Ciudadana. Creen que los procesos son reversibles y que las derrotas temporales en otros países pueden darse acá en Ecuador, pero yo creo que acá hay un pueblo mucho más organizado que sabrá defender lo logrado”, señaló Soliz en entrevista con Andes.

Según ella, en los comicios de 2017, los electores deberán decidir entre seguir con el proceso de transformación que ha experimentado Ecuador en la última década en temas como salud, acceso a la educación, reducción de la pobreza, mejoras en la infraestructura, justicia social; o sostener un país de privilegiados teniendo a la cabeza “a las viejas élites económicas y políticas”.

Para Soliz, estos primeros 10 años de gobierno, liderados por el presidente Correa, han permitido “poner la casa en orden y tomar decisiones radicales” para eliminar los privilegios de los que gozaban ciertos sectores. Por lo que hizo un llamado a los ecuatorianos a continuar con el proceso político que esta vez estaría liderado por Lenin Moreno y Jorge Glas.

“En la nueva etapa, con otro temperamento. Lenin volverá a hacer un llamado al diálogo, pero si no tiene empresarios puestos la camiseta del país, cómo se dialoga. No es un tema solo de voluntad, sino de compromiso y corresponsabilidad entre el gobierno,empresarios, academia y toda la sociedad civil”, precisó.

Además, recordó que uno de los factores fundamentales para mantener la estabilidad política en el país desde 2007 fue tener una mayoría en la Asamblea Nacional, pues eso facilitó el trabajo desde el Ejecutivo y permitió que se mantenga la gobernabilidad en el país.

“Hemos tenido 10 años de estabilidad política, eso que suena fácil significa que ha habido plena colaboración entre las funciones del Estado y que no han existido escándalos o chantaje de una función a otra, sobre todo de la Asamblea al Ejecutivo como ocurría en el viejo Congreso y que obstaculizaba el trabajo de las entidades”, añadió.

Soliz asegura que para estas elecciones, uno de los objetivos de la oposición es lograr mayoría en la Legislatura para “obstruir la labor del Ejecutivo”, pero confía en que eso no ocurrirá en Ecuador, pues “no existe una oposición democrática” sino una que “insulta, que no reconoce un mérito de la década, que ataca todo; una oposición bastante negativa y poco democrática que no ha dudado en embarcarse en aventuras como intento de golpe de Estado, fraudes mediáticos, entre otros, lo que habla muy mal de la oposición y no garantiza un juego democrático en el país”.

Por eso, añadió que es fundamental que, en caso de que Lenin Moreno llegue al Ejecutivo, también tenga un equipo que le de soporte desde la Asamblea y “que construya desde ese espacio con autonomía, con criticidad, con fiscalización seria, no con shows políticos y escándalos”.

“Las democracias participativas requieren tener legítima mayoría que da el voto popular que estamos seguro que tendremos para seguir enrumbando los destinos del país”, precisó.

También señaló que en América Latina, pese a los reveses políticos que se ha vivido en países como Argentina o Brasil, los gobiernos progresistas están construyendo una región que permita más justicia social y desarrollo para los sectores populares.

“¿Qué nos han dado las viejas élites en América Latina? ha sido un continente profundamente inequitativo. Lo que estamos logrando los gobiernos progresistas es cada vez más equidad, más inclusión, más oportunidades para la gente”, explicó y reconoció que los reveses son “transitorios”. (ANDES/LA NACIÓN)