Internacional

PT de Brasil reconoce nuevo mandato de Maduro en Venezuela

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PL) de Brasil, Gleisi Hoffmann, se encuentra en Caracas para asistir hoy a la toma de posesión del mandatario Nicolás Maduro, electo por el voto popular en los comicios de mayo último.

En una nota, amplificada por varios medios periodísticos locales, Hoffmann explica que fue a Venezuela ‘para mostrar que la posición agresiva del gobierno (Jair) Bolsonaro contra Venezuela tiene fuerte oposición en Brasil y contraría a nuestra tradición diplomática’.

También señala que dejarán claro ‘que no concordamos con la política intervencionista y golpista incentivada por Estados Unidos, con la adhesión del actual gobierno brasileño y otros gobiernos reaccionarios. Bloqueos, sanciones y maniobras de sabotaje hieren el derecho internacional, llevando al pueblo venezolano a sufrimientos brutales’.

La senadora argumenta asimismo su participación en la ceremonia presidencial en Caracas ‘porque es inaceptable si se vuelve la espalda o se intenta sacar provecho político cuando una nación enfrenta dificultades’.

Se trata de un país que tiene relaciones diplomáticas y comerciales importantes con Brasil. Imponer castigos ideológicos a los venezolanos también resultará en graves problemas inmigratorios, comerciales y financieros para los brasileños, apunta la líder del PT.

Testifica que su organización política ‘defiende, como es propio de la mejor historia diplomática de nuestro país, el principio inalienable de la autodeterminación de los pueblos. Nuestra Constitución se posiciona por la no intervención y la solución pacífica de los conflictos’.

Agrega que ‘los gobiernos liderados por nuestro partido siempre han sido protagonistas de mediaciones y negociaciones para buscar soluciones pacíficas y marcadas por el respeto a la autonomía de todas las naciones’.

En la comunicación, Hoffmann puntualiza que el PT se solidariza con ‘la posición del gobierno mexicano y de otros Estados latinoamericanos que rechazaron claramente la posición del llamado Grupo de Lima, abiertamente alineada con la postura belicista de la Casa Blanca’.

tgj/ocs

PRENSA LATINA