Actualidad

Proyecto de límites internos se construirá en conjunto con actores involucrados

La presencia de los delegados del Comité Nacional de Límites Internos todavía es necesaria por el análisis técnico que puedan realizar.

QUITO. La Comisión de Gobiernos Autónomos definió el cronograma para el trámite del proyecto de Ley de Fijación de Límites Territoriales Internos. Dos consideraciones se tomaron en cuenta. Una, que es necesario resolver los conflictos limítrofes y otra, que la participación de los actores involucrados es fundamental en la construcción de la norma.

Son 970 los problemas a nivel nacional, según el proyecto de Ley. De estos, la mayoría son interparroquiales, suman 772; le siguen los cantonales, con 168; y, los provinciales, que llegan a 30. “Tenemos que actuar con seriedad y responsabilidad”, aclaró el presidente de la mesa, Montgómery Sánchez. Para ello, recabarán la mayor cantidad de información y  recibirán los criterios de los sectores implicados.

De acuerdo con la agenda, el próximo 5 de julio, se invitará a representantes de la Asociación de Municipalidades del Ecuador, del Consorcio de Consejos Provinciales y del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales. Estos gobiernos deberían traer una acción de solución ante los conflictos para saber en qué terreno estamos pisando y tomar resoluciones, añadió Diego García, asambleísta por Imbabura.

La presencia de los delegados del Comité Nacional de Límites Internos todavía es necesaria por el análisis técnico que puedan realizar. Raúl Muñoz, secretario de esta institución ya asistió en una ocasión anterior para explicar los alcances del cuerpo legal. En todo caso, se decidió que el cronograma será flexible.

Durante esa sesión el funcionario aclaró que la definición de los límites viabiliza la optimización de los recursos fiscales y la provisión de servicios y derechos de manera oportuna.

Guillermo Celi propuso que a este Comité se debe pedir todos los expedientes e insumos con los que ha construido el proyecto de ley. Aseguró que esta documentación se constituirá en elemento fundamental para resolver los nudos críticos que se puedan presentar. A este pedido se sumó Rubén Bustamante.

Hasta el 27 de julio se prevé tomar los puntos de vista de otras instituciones y sistematizar la información, mientras que el 28 se trataría el informe para primer debate. (ASAMBLEA/LA NACIÓN)