Economía

“Proyecto de contrato de trabajo agrícola” en construcción con sectores involucrados

Ministerio del trabajo, MCPEC y MAGAP difunden la propuesta borrador.

QUITO. El Ministerio del Trabajo, en conjunto con el Ministerio Coordinador de la Política Económica (MCPEC), Ministerio de Agricultura y representantes del sector agrícola, dialogaron sobre el proyecto de contrato de trabajo para el sector agrícola, de gran trascendencia para el desarrollo de este importante sector del país.

Esta nueva modalidad de contrato de trabajo propone reconocer las relaciones laborales que existen en el agro ecuatoriano y obedece a características específicas del ámbito rural que requieren de instrumentos y herramientas que faciliten el desarrollo de actividades que no son permanentes.

Este proyecto está dirigido para el sector agrícola y constituye una modalidad adicional a las ya existentes.

La ministra Coordinadora de la Producción, Empleo y Competitividad, Nathalie Cely, y el ministro del Trabajo, Carlos Marx Carrasco, expusieron a los asistentes el contenido de la propuesta.

Entre los planteamientos que contempla el proyecto, se propone, que los contratos de trabajo se dieran por escrito y por períodos no menores a un año; tiempo durante el cual, el empleador podrá convocar a los trabajadores para cumplir actividades eventuales, que por la naturaleza de este sector demandan una mayor mano de obra que la habitual.

Por su parte, Carlos Marx, ministro de Trabajo, resaltó la importancia de unir esfuerzos para generar condiciones de trabajo equitativas para todos los ecuatorianos. “Todos debemos unirnos para conseguir la formalización del trabajo por parte del empleador y de los empleados. Esto multiplicará las oportunidades de empleo en el país”, aseguró.

Además, se pone a disponibilidad del empleador -para efectos de cargar la información de los contratos agrícolas y posteriores actas de finiquito- el Sistema de Administración Integral de Trabajo y Empleo (SAITE) de esta Cartera de Estado.

Respecto al pago de la remuneración, se propone realizarlo de forma diaria, semanal o mensualmente, conforme las partes lo escojan de común acuerdo, contemplando rubros como: pago de jornada diaria, proporcional de la decimotercera y decimocuarta remuneración, proporcional de vacaciones y de la bonificación por desahucio, entre otros.

Se menciona que los rubros previamente mencionados deberán detallarse en el rol de pagos, que servirá para acreditar los pagos anteriormente realizados para la suscripción del acta de finiquito. El valor mínimo por jornada diaria de trabajo sería de $ 21,41.

La propuesta seguirá construyéndose con todos los actores y sectores involucrados, para recoger sus dudas e inquietudes, que serán contempladas en el documento final. Cabe señalar que, este contrato -en el caso de aplicarse- sería una opción adicional a las modalidades contractuales ya existentes en el Código del Trabajo y que pueden utilizarse dentro de las relaciones de trabajo en el sector agrícola.

La Secretaria de Estado agradeció la participación de los representantes del sector para la construcción de propuestas a favor del desarrollo productivo del país. “Es importante y necesario conocer las opiniones y comentarios desde los espacios en lo que se desempeñan y así mirar la validez de la propuesta” además reiteró que el apoyo que el Estado brinda al sector agrícola es permanente “recuerden que tienen al Gobierno Nacional como su mejor aliado para potenciar el empleo y productividad en el agro y en el país. El Ministerio Coordinador de la Producción tiene las puertas abiertas para el diálogo con todos ustedes”, indicó Cely.

Esta reunión forma parte del diálogo permanente que el Ministerio Coordinador de la Producción realiza con el sector productivo del país. Encuentros similares serán replicados en otras provincias del país en las próximas semanas. (VCV / Ministerio de Trabajo / La Nación)