Economía

Provincias de la Sierra Central impulsan el cultivo de tres productos para obtener semilla certificada

En Chimborazo, el interés por sembrar semillas para acceder a la certificación también invadió a los productores, quienes, el año pasado, le apuntaron a la quinua y papa.

COTOPAXI. La constante emisión de gases por el proceso eruptivo que enfrentan los volcanes Cotopaxi y Tungurahua, en las provincias de igual nombre, no son impedimiento para que en sus faldas se desarrollen cultivos de trigo, cebada y papa, que de mano de los agricultores llegarán a ser semillas certificadas.

En Chimborazo, el interés por sembrar semillas para acceder a la certificación también invadió a los productores, quienes, el año pasado, le apuntaron a la quinua y papa.

Los beneficios que brinda este tipo de cultivo son notorios para los semilleristas. Crisanto Quilligan, oriundo de la comunidad Yatzaputzan, en Tungurahua, recibió en septiembre del año pasado 20 sacos de semillas de papa registrada Súper Chola y Victoria.

“En una hectárea, la inversión para la siembra de semilla bordeaba los 4.500 dólares. Desde que el Ministerio nos ayuda, nos ahorramos un 40 a 50% del dinero que se invertía: un ahorro de 2 mil dólares”, agregó Quilligan.

El agricultor aseguró que la cosecha de la primera entrega resultó rentable por la “excelente” calidad de semilla que recibieron los agricultores de Tungurahua.

En tanto que, desde hace un año, 28 miembros de la Asociación de Promoción Social y Desarrollo Productivo del barrio Mulaló Grande (Aprodemag), en Cotopaxi, trabajan con técnicos del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) en el cultivo de trigo, cebada y papa.

Aprodemag sembró ocho hectáreas de trigo, siete de cebada y por su interés para el 2017 recibirán semilla registrada de papa Súper Chola para cultivar en 15 hectáreas, informó Diego Robayo, representante de la organización.

“El apoyo ha sido mutuo entre los técnicos y los socios. Somos cooperantes: el MAGAP en la parte técnica y los agricultores en la parte laboral”, manifestó Robayo.

Ante la necesidad de producir semilla certificada, para mejorar el rendimiento de varios rubros, el MAGAP, a través de la Coordinación Zonal 3 y la Estrategia Hombro a Hombro fomentó la producción de semilla de calidad. 

Dentro de ese proyecto, en 2016, en Chimborazo se promovió el cultivo de papa registrada Súper Chola en 77,8 hectáreas, de trigo cinco hectáreas, de cebada 10 hectáreas, de quinua dos hectáreas, de fréjol 29,7 hectáreas, y se impulsó chocho, también en dos hectáreas.

En Cotopaxi, las siembras de esos rubros registrados, en ese mismo año, fueron: papa registrada en la variedad de Súper Chola, Cecilia, Fripapa y Victoria en un total de 30.95 hectáreas. La cebada se sembró en diez hectáreas y la quinua en seis.

Los brotes de cultivos de cebada al otro lado de Mulaló Grande, a pocos minutos de Latacunga, en el sector Pulaguango, también son notorios. En abril próximo, Alejandro Cepeda sembrará aproximadamente 40 hectáreas de cebada para comercializar a la Cervecería Nacional.

“Son dos años que hemos realizado este tipo de cultivo. Los técnicos del MAGAP nos capacitan para cultivar buen grano”, manifestó Cepeda.

Mientras que en Tungurahua se logró cultivar 19,60 hectáreas de papa Súper Chola y Victoria, en las parroquias de Quisapincha, Poaló, Pilahuín y San Andrés. (MAGAP/LA NACIÓN)