Deportes

Protestas enmarcan el inicio de la Copa América

Tanto choferes como estudiantes y profesores salieron a las calles a protestar en contra de las acciones del Gobierno de Bachelet.

CHILE. Las protestas exigen una mejor educación. Desde ayer decenas de docentes y estudiantes se agolparon en la Avenida Alamenda, en Santiago, capital del país suramericano, para exigir al Gobierno de Michelle Bachelet mejores condiciones educativas, entre las que se encuentran, educación pública, gratuita, y de calidad, además del rechazo a una serie de reformas que lleva adelante ese gobierno.

Esto a un día de que inicie uno de los torneos más esperados a nivel mundial: La Copa América en Chile, país anfitrión del evento deportivo que reunirá a 10 selecciones de Sudamérica, más los invitados México y Jamaica.

En horas de la mañana, grupos de encapuchados encendieron barricadas al frente de la Casa Central de la Universidad de Chile y lograron paralizar el tráfico de la principal arteria de Santiago durante algunos minutos. Este suceso fue controlado por la policía.

Los profesores exigen al gobierno retirar del Congreso un proyecto de “nueva carrera docente”, que vincula un programa de aumentos salariales a evaluaciones periódicas, para negociar en conjunto una nueva iniciativa.

Los estudiantes, que por años exigieron una reforma educativa para instaurar educación pública, gratuita y de la calidad, consideran insuficiente la reforma que lleva adelante Bachelet, que comprometió la gratuidad total para unos 260.000 estudiantes a partir del próximo año.

Medios locales informaron además que durante la madrugada dos buses fueron quemados en una huelga de choferes de una de las empresas del transporte público, la cual generó trastornos en el tráfico de Santiago, con atascos vehiculares, atrasos en la circulación de buses y aglomeraciones en las principales estaciones del metro de Santiago.

Las autoridades confirmaron un plan de contingencia en caso de que se prolongue la manifestación durante el desarrollo del torneo: “hay un plan de contingencia optativo respecto a la Copa América y se va a ver reforzado”, dijo el gobernador del Santiago, Claudio Orrego, a periodistas.

Además, la principal arteria de Santiago, la Alameda Bernardo O’Higgins, fue cortada por varios minutos por estudiantes de universidades privadas, que se reunieron en una manifestación no autorizada en las cercanías del palacio presidencial.

La policía debió usar chorros de agua para dispersar la manifestación, que reunió a cerca de un millar de estudiantes que piden una mayores regulación del Estado a los instituciones privadas, que en Chile cobran muy altos aranceles. (VBF/Diario Popular Argentina)