Internacional

Protesta por delegación de Guaidó en OEA

Uruguay se retiró este jueves de la Asamblea General de la OEA que se celebra en Medellín en rechazo por la participación de delegados del líder opositor Juan Guaidó en representación de Venezuela, mientras México, Bolivia y Nicaragua expresaron su protesta.

El vicecanciller uruguayo, Ariel Bergamino, se marginó de los debates que se llevarán a cabo hasta el viernes, alegando que el organismo hemisférico no puede reconocer, por «la vía de los hechos», a un nuevo gobierno.

«Uruguay se retirará de esta asamblea», protestó Bergamino.

«Intentar imponer el reconocimiento como legítimo representante de Venezuela a esa delegación es ni más ni menos que un avasallamiento de la legalidad de la OEA y, por lo tanto, (Uruguay) no puede sino estar en contra de una acción de tal naturaleza», agregó. Luego abandonó el recinto.

La delegación de Venezuela puesta en cuestión está representada por un grupo liderado por Julio Borges, un aliado de Guaidó exiliado en Colombia que se pronunció al cierre de la sesión.

«La comunidad internacional está llamada a tomar una posición firme en contra de la usurpación de Nicolás Maduro ejerciendo presión para que salga del poder», declaró.

La severa crisis económica y política que enfrenta la otrora potencia petrolera marcó el primer día de deliberaciones.

Una mayoría encabezada por Estados Unidos, Brasil y Colombia presiona por la salida del presidente Nicolás Maduro, a quien tildan de «dictador».

Sin embargo, México, Bolivia y Nicaragua se sumaron a la protesta de Uruguay y anunciaron que se reservarán el derecho a reconocer las resoluciones aprobadas en la asamblea.

El canciller del gobierno de Maduro, Jorge Arreaza, aseguró en Twitter que la asamblea coincidía «estrictamente con la agenda impuesta por Washington», sin tener en cuenta los «problemas» más importantes de la región.

«En buen momento el Presidente @NicolasMaduro decidió el retiro de esa caduca organización», agregó.

El presidente boliviano, Evo Morales, aliado de Caracas, afirmó en la misma red social que Venezuela «no debería ser eje» de los debates, pues no forma parte del organismo.

El gobierno de Maduro desvinculó a Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), en un proceso iniciado en 2017 y que concluyó en abril.

El foro hemisférico aprobó entonces que el país estuviera representado por enviados de Guaidó, reconocido por más de cincuenta gobiernos como presidente de Venezuela.

Durante el encuentro, los países miembro eligieron al canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, como presidente de la 49 Asamblea General del organismo.

Entre otros temas, se discutió la situación en Nicaragua, sacudida por una ola de protestas antigubernamentales desde abril de 2018 que desataron una violenta represión con miles de víctimas entre muertos, heridos y exiliados.

 

(Ecuavisa)