Tecnociencia

Protege la piel de tu rostro de los rayos ultravioleta y evita el fotoenvejecimiento y la alergia al sol

Sigue estos tips para tener un cutis radiante y libre de enfermedades.

La exposición a los rayos ultravioleta pueden generar daños irreparables en la piel. Estos pueden ser causados por dos tipos de radiación.

Los rayos UVB: Los cuales poseen una alta carga energética que, al penetrar el ADN de la dermis puede debilitarlo, además, es desencadenante de terribles enfermedades como el cáncer de piel.

Por otro lado, tenemos a los rayos UVA: Contienen menos carga energética que los rayos UVB, pero es igual de dañino. Según el dermatólogo de La Roche Posay, Dr. Hiva Fassihi, causa daños a largo plazo, como el fotoenvejecimiento, pigmentación, melanomas, alergia al sol y agravación de la piel.

Para evitar ser una víctima más de una enfermedad dermatológica ocasionada por el la radiación UV, te enumeramos un listado de consejos que te permitirán disfrutar del sol con seguridad.

1. “Se recomienda usar protección solar diariamente (20 minutos antes de salir) como parte de la rutina para el cuidado de la piel, independientemente de lo soleado que esté afuera”, dice Fassihi. Coloca el protector en la zonas de la frente, mejillas y nariz y el mentón, luego esparce suavemente hacía afuera con la yema de los dedos. No olvides colocarlo también en la zona externa de las orejas.

2. Vuelve a replicar tu bloqueador solar cada 2 a 3 horas. En caso vayas a la playa o a la piscina, aplicatelo de nuevo luego de meterte un chapuzón.

3. Evita exponerte a horas en las que el sol se encuentra en su temperatura máxima (de 12 de la mañana a 3 de la tarde). Usa sombreros o camina por la sombra.

4. Consume alimentos que mejoren y protejan la salud de la piel ante la constante exposición a los rayos UV: carotenoides (los encuentras en alimentos de color naranja y rojo como: tomate, zapallo, fresa, sandía, zanahoria, entre otros), omega 3 (frutos secos, chía y linaza). También verduras de hoja verde. Por supuesto, debes beber mucha agua.

5. Recuerda que la radiación no solo está en el sol, también puede encontrarse en la computadora, por ello, deberías aplicar tu fotoprotector cuando estés frente a una pantalla.

6. Si tienes piel seca puedes usar un protector con textura en crema. Por otro lado, si la piel de tu cutis es grasosa, emplea bloqueadores en gel. Las pieles mixtas pueden usar cualquiera de las dos. Recuerda que el producto debe indicar una protección de 50+

Fuente:  Perù 21