Actualidad

Propuesta para eliminar Consejo de Participación sigue vigente

El cambio de autoridades en el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) no amerita darle “una segunda oportunidad” a un organismo que debe desaparecer, consideran el presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), José Villavicencio; y Gabriela Alvear, coordinadora del colectivo Diálogo Diverso.

Tras la censura y destitución de José Carlos Tuárez, Rosa Chalá, Victoria Desintonio y Walter Gómez, asumieron los cargos de consejeros principales David Rosero, Francisco Bravo, Ibeth Estupiñán y Javier Dávalos. Ellos se unen a la gestión que venían realizando María Fernanda Rivadeneira, Sofía Almeida y Christian Cruz.

Los nuevos funcionarios han prometido un cambio de rumbo en el organismo para que cumpla su rol de incentivar la participación ciudadana y la lucha contra la corrupción.

Consideraciones

Villavicencio explica que, a pesar de esta nueva estructura a nivel de autoridades, su gremio no ha cambiado de idea y se mantiene en que el Cpccs debe desaparecer, ya que no afectaría la estructura del Estado. Como alternativa a las funciones que se le otorgan, como la designación de autoridades, dice que se debería buscar otro mecanismo, que sea idóneo y transparente.

Alvear coincide en que se tiene que eliminar un organismo, que solo ha servido como un instrumento de los gobiernos de turno y que actualmente genera duplicidad de funciones. “La Defensoría del Pueblo tiene la misma facultad de promover derechos, de control ciudadano y en casos de irregularidades de funcionarios públicos puede iniciar procesos de investigación y derivar a instancias pertinentes. Entonces (el Consejo) es un espacio que no cumple ningún fin”.

Escenarios

Las propuestas formales para eliminar al Consejo provienen del Movimiento Ahora y del Comité por la Institucionalidad Democrática. Este último colectivo propone, además, que la designación de autoridades regrese un poder Legislativo, pero bicameral.

Alvear está en desacuerdo en que la designación de autoridades regrese a la Asamblea y propone que sea una comisión de sectores académicos y ciudadanos con veeduría nacional e internacional la que asuma esa tarea.

Ante la posibilidad de que el organismo se elimine, la consejera María Fernanda Rivadeneira manifiesta que la labor del Cpccs no se centra únicamente en la designación de autoridades, sino que implica el promover la participación ciudadana, las asambleas locales, las veedurías ciudadanas, la lucha contra la corrupción, entre otros aspectos.

Agrega que, aunque respeta la decisión de la Corte Constitucional de calificar las dos propuestas, si se insiste en eliminar esta función, el proceso sería a través de una Asamblea Constituyente más no a través de una reforma parcial.

Christian Cruz, presidente del Cpccs, en cambio, llama al diálogo a los sectores que promueven la eliminación con el fin de explicar la labor que se realiza y la importancia que tiene el organismo.

Ambos funcionarios, sin embargo, aseguran que respetarán el pronunciamiento del pueblo en caso de concretarse el referéndum. (La Hora)