Economía

Propuesta busca apoyo de empresa privada para plantear un ‘megabloque’ gasífero que reemplazaría el consumo de 100.000 barriles de diésel diarios

Ecuador podría reemplazar en los próximos seis años hasta 100.000 barriles equivalentes de diésel al día de forma gradual y ahorrar alrededor de $ 2.000 millones al año, con 40 % menos de huella de carbono y de paso asegurar la confiabilidad de la generación eléctrica. Estos resultados podrían darse si se consolida un proyecto para explotar de manera integral el bloque 6 de gas natural donde se ubica el campo Amistad, en el golfo de Guayaquil.

Este proyecto, que busca el apoyo de la empresa privada, incluida la Corporación de Promoción de Exportaciones e Inversiones del Ecuador (Corpei), fue expuesto este lunes 19 de febrero a empresarios, industriales y académicos por Raúl Ortiz, un experto en explotación petrolera y gasífera que trabajó diez años en Texaco y en empresas petroleras de otros países; y que además estuvo inmerso en un proyecto similar que se desarrolló con buenos resultados en Colombia.

Ortiz destacó la importancia de aplicar este proyecto debido al consumo de las reservas de petróleo del Ecuador que han venido decayendo desde el 2008 a la fecha. “Estamos sufriendo algo que se hizo desde hace 20 años. Se paró la explotación de nuevos campos desde el 2008 o 2010, se cambiaron los términos de una manera asombrosa y las compañías fuertes que estaban invirtiendo se fueron y las que se han quedado han estado trabajando pero produciendo más petróleo ya descubierto por otros, como los campos eran muy buenos se pudo mantener la producción hasta el 2017 o 2018″, explicó Ortiz.

Argumentó que la falta de exploración de nuevos campos ha causado que las reservas se estén reduciendo. “No se están agregando nuevos campos y las reservas están cayendo, se han consumido tres cuartas partes de la reserva”, advirtió el experto, al asegurar que las reservas de petróleo del país para el 2006 eran de 3.200 millones de barriles, pero en el 2024 solo llegan a 800 millones de barriles. Ortiz calculó que a este ritmo para el 2030 Ecuador podría perder la capacidad de exportador de petróleo. “En 2018 exportábamos 300.000 barriles, ahora son 80.000 barriles menos”, aseguró.

Esto, según Ortiz, se debe a que en los últimos años la producción bajó y el consumo de derivados de petróleo se incrementó, por lo que insistió en que la solución está en la exploración gasífera para descubrir nuevos yacimientos de gas natural para reemplazar el consumo de crudo. Recordó que en 2019, con el ingreso de las hidroeléctricas, el consumo de petróleo se niveló, pero aseguró que ese efecto ya pasó y ahora el consumo creció y es necesario un nuevo cambio de matriz energética para poder seguir exportando petróleo.

Según Ortiz, el gas natural es mucho más económico y estable que el diésel. Advirtió a los empresarios que si se quedan a merced de ese combustible que está alineado a la inestabilidad de los precios internacionales del petróleo, van a sentir el impacto en las empresas que lo usan, mientras que con el gas natural no pasaría pues se produce localmente, aseguró.

Ortiz comparó la matriz energética de Ecuador y Colombia para señalar que el 76 % de la energía que utiliza Ecuador viene del petróleo. “La cantidad de petróleo que quema el Ecuador por habitante es la más alta de la región”. Colombia, en cambio, usa el 31 % de petróleo y el 28 % de gas natural, mientras que Ecuador solo utiliza 2 % de gas natural en su matriz energética.

El experto señaló que la clave es reducir ese 76 % de consumo de petróleo y subir al 20 % el uso de gas natural.

Para esto, insistió, se debe licitar todo el bloque 6, donde existen estudios que demostrarían que existen posibles yacimientos de gas natural aparte de Amistad. “Amistad es una cosa minúscula del bloque 6. No sería imposible que dentro de esas estructuras se encuentre más gas que en Amistad”. Señaló que la explotación de un megabloque sí es de interés de compañías grandes. “Es un negocio que puede representar $ 2.000 millones, que es lo que se repartirán el Estado y el inversionista”, destacó.

Proyecto promete generar 2.000 megavatios para mercado potencial

Estos cálculos parten de la premisa de que este proyecto podría generar 2.000 megavatios para un mercado potencial de gas natural que incluye a Termomachala, el parque termoeléctrico de Guayaquil, otras termoeléctricas, el sector industrial, gas natural vehicular y gas doméstico. Ortiz aseguró que para generar actualmente esos 2.000 MW se necesitan 100.000 barriles de diésel al día, lo que a un precio de $ 130 por barril representa $ 4,7 mil millones al año. Mientras, que el costo estimado para generar esa energía con gas natural es de $ 2,6 mil millones, lo que resulta en el ahorro de $ 2.000 millones.

¿Cómo hacerlo? El experto señaló que se debe desarrollar una campaña exploratoria del bloque 6, elaborar un plan estratégico integral, declarar al proyecto gasífero del golfo de Guayaquil de interés nacional para poder atraer a estas compañías, entre otras acciones. “Esto no es para empresas chicas, esto es una cosa grande, es una cosa transformativa. Cuando vinieron a explotar el petróleo vino la Texaco, esta es una nueva área”.

Empresarios expusieron sus observaciones. Por ejemplo, un empresario bananero cuestionó que no han existido hasta ahora propuestas de inversión de grandes compañías y el proyecto es tan prometedor. Ortiz aseguró que se debe a que nadie lo ha presentado como se lo plantea ahora, como un megabloque. “El problema es que ha estado retaceado. Una compañía importante no va por pedacitos, ellos quieren todo el pastel”, aseguró el exfuncionario de Texaco.

Reconoció además que “hay mucha gente que prefieren que no se haga y que mejor que se importe el gas”, e indicó que tampoco hubo experticia. “Lo que estamos viendo no se ha presentado nunca a una compañía”, insistió.

Por su parte, Eduardo Egas, presidente ejecutivo de Corpei, señaló que se debe analizar y pulir la propuesta. “En ese momento estaremos listos para trabajar un plan estratégico”, dijo. Ortiz adelantó que se espera presentar el proyecto al presidente Daniel Noboa y una vez que se tenga el apoyo desde el Ejecutivo se armaría una presentación para los inversionistas.

Por:  Radio Huancavilca