Actualidad

Proponen realizar una consulta popular para decidir que la cárcel de Turi (Azuay) sea solo de alcance local

Aunque en sus inicios funcionaba como una cárcel regional, la llegada de reos de varias partes del país la ha convertido, en la práctica, en una cárcel nacional. Se trata del Centro de Privación de Libertad (CPL) Turi, ubicado al sur de la ciudad de Cuenca. Desde que se desató la crisis carcelaria, el lugar no ha estado exento de disputas, riñas o amotinamientos.
Por tal razón, existen propuestas e intereses de realizar una consulta popular para que los ciudadanos decidan qué privados de la libertad deben estar allí. Es decir, devolverle ese carácter local con el que inició. De acuerdo con el proyecto que elaboró en su momento el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, se describía que el CPL Turi tenía una cobertura zonal para cantones de Azuay, Cañar y Morona Santiago.

De hecho, en su entrada el letrero lo nombra como Centro de Rehabilitación Social Regional Sierra Centro Sur. De acuerdo a la información que obtuvo el diario guayaquileño El Universo, allí estaban detenidas 1.670 personas. De estos, 337 pertenecían al Azuay. El resto se dividen entre Guayas (171), El Oro (147), Pichincha (130), Loja (84), Esmeraldas (80), Los Ríos (79), Manabí (77), Cañar (74) y extranjeros (171).

Entre los delitos más recurrentes por los cuales las personas se encuentran detenidas o sentenciadas en Turi destacan los sexuales (30%), contra la vida (16%), contra la propiedad, drogas, seguridad del Estado y “otros”. El más reciente que se hizo público fue el de los vinculados al asesinato de una niña en Ibarra.

No obstante, allí también han sido trasladados cabecillas de bandas como Los Choneros, Latin Kings, Los Lagartos o Los Cubanos. Incluso, el ministro del Interior, Patricio Carillo, informó que cinco internos de alta peligrosidad fueron trasladados desde Turi hasta La Roca, en Guayaquil, por ser considerados como los líderes del amotinamiento en enero pasado.

El concejal de Cuenca, Cristian Zamora, propone la realización de la consulta popular. De esta forma, la población empadronada en la ciudad austral sea la que responda sobre si el Centro de Privación de Libertad sea de alcance local. Zamora se respalda en el artículo 104 de la Constitución que deja la facultad a que la ciudadanía convoque a una consulta de carácter local. Se necesitan 50.000 firmas.

Antes deberá tener la aprobación de la Corte Constitucional con su pregunta. El objetivo del edil es que se respete el proyecto original y devolver a Cuenca seguridad. No obstante, expertos consultados por El Universo aseguran que en Cuenca ya existen bandas delictivas de alcance nacional.

Por otra parte, la zona de Turi es una de las más turísticas de la ciudad, incluso se han hecho inversiones.

Fuente: Vistazo