Opinión

Productos Don Otto: Receta familiar que perdura con el tiempo

El resultado de años de trabajo, creatividad y constancia se ha visto reflejado en un producto alimenticio de calidad, constituyéndose como la mejor carta de presentación de una empresa.

GUAYAQUIL. Rompiendo las tendencias y recetas tradicionales a la hora de preparar embutidos, la familia Gandarillas creó una marca que lleva más de 20 años en el mercado, denominada Don Otto, que se caracterizan por su sabor y textura. Además han pasado por un estricto control de calidad para su elaboración, destacando la mano de obra artesanal.

Elia Gandarillas, es la actual propietaria de esta empresa o como ella lo indicó su emprendimiento familiar. “Nuestra receta es tradicional y gracias a mi abuelo Otto, quien fue el que empezó con la elaboración de los embutidos artesanales, hace más de 30 años”

La historia de esta marca es muy particular a finales de los años setenta, donde los quiteños comían los tradicionales perniles traídos desde Ambato y Riobamba, estos estaban asados en horno de leña, pero la señora Fanny Swoboda (madre de Elia), decidió innovar la preparación de los tradicionales perniles, quitando el hueso de la cadera a la pierna de cerdo.

Luego lo condimentaba con especias naturales y para asarla. Una vez preparada, cuenta la emprendedora, que la ofreció a familiares y amigos. Esto dio paso para que surja lo que ahora es productos Don Otto.

Esta marca ofrece al mercado pollos y costillas de cerdo ahumadas, perniles de cerdo, pernil de pollo, pernil sin hueso, longaniza, embutido en tripa natural, chorizo parrilleros, además de postres como enrollado de manzana, flan de coco, tamales.

Estos embutidos pueden ir acompañados con pan o sino como platos fuertes, bocaditos y sánduches. No tienen ningún tipo de colorantes ni químicos y su refrigeración de aproximadamente 4 meses.

Los precios oscilan desde $15 y pueden solicitar estos productos a través de la página web www.productosdonotto.com y en su red social Facebook; Productos Don Otto.

Entre sus expectativas esperan expandir a otros sitios del país la marca sin dejar el toque tradicional de la misma, su proceso de elaboración es en Sangolquí y recibe pedidos de todas partes del ecuador. “Estamos dedicados a la empresa, con la distribución de la marca, hemos participado en algunas ferias y sabemos con exactitud lo que el cliente desea” expresó Elia

“El secreto del éxito está en creer en el producto y nunca perder el toque tradicional de las cosas” frase clave que identifica a Elvia, quien a lo largo de su vida ha sabido ganarse espacio en el Ecuador imponiendo su marca DonOtto. (AGS/ La Nación)