Economía

Productores y exportadores bananeros serán identificados mediante el RUC

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), mediante el Acuerdo Ministerial 015, creó un nuevo Código Único Bananero, que permitirá depurar la base de actores que se dedican a esta actividad comercial. La gestión que realizan tanto productores como exportadores bananeros ahora será identificada con el Registro Único del Contribuyente (RUC).

Para el sector, esta nueva forma de identificación ayudará transparentar y controlar la actividad que se realiza, y con ello evitar posibles irregularidades en la comercialización. “Al ser un código alfa numérico se inventaban productores y usaban esos códigos para comprar y exportar fruta a algunas compañías. Ahora si vas a comprar y vas a vender tiene que ser a productores y exportadores que lo sean, que tengan su RUC y facturen”, agregó.

Pero no solo eso, este cambio también evitaría que se generen códigos ficticios para cometer ciertos ilícitos.  En el 2013, esta misma cartera de Estado, denunció la desactivación de códigos que representaban 16.000 hectáreas  de cultivos ficticias. Desde ese entonces, diversas autoridades han venido intentando aplicar ajustes al Sistema de Control Bananero (Unibanano), pues se cree que las vulnerabilidades de este podrían ser aprovechadas para cometer actividades ilícitas como la contaminación de cargamentos de exportación de banano con droga.

José Antonio Hidalgo, presidente de la Asociación de Exportadores Bananeros del Ecuador (AEBE), agradeció también la creación de este código que, asegura, la industria venían solicitando a las autoridades hace 8 años. “Estamos viendo que con decisión política y voluntad de los funcionarios sí se pueden hacer cambios”, dijo.

Con esta reforma, coincide con Salazar, las entidades que regulan esta actividad (el MAG, el SRI y Senae) podrán incluso tener “un cruce integral de información para que haya más transparencia, para que se motive la competencia leal del sector y evitar que existan malas prácticas”.

Salazar señala que esta política encamina a la formalización de esta industria, que es una de las principales fuentes de divisas para el país. En el 2023, según el Banco Central del Ecuador (BCE), el banano siguió siendo el segundo producto de exportación no petrolero, con ventas que alcanzaron los $ 3.770 millones.

Para el director de Acorbanec, el siguiente paso que la industria espera es una reforma a la Ley de Banano, y con ello el sinceramiento del precio spot (el valor que se fija según la oferta y demanda), “que es una realidad de mercado, más del 55 % de los destinos compran bajo ese mecanismo, del cual ya nos hemos adaptado de forma informal, se vende ya pero la ley no se adapta a estos cambios”. Ese, dijo, sería otro paso importante hacia la  formalización.

Por:  Radio Huancavilca