Economía

Producción nacional de cocinas espera no verse afectada por importación China

Hasta5 el momento la producción nacional ha colocado 140mil cocinas en el mercado.

GUAYAQUIL. El plan de cocinas de inducción que impulsa el Gobierno Nacional y busca reemplazar el sistema tradicional de cocción a gas por uno nuevo, más amigable con el medio ambiente, suma compradores cada día. Según datos del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro), actualmente existen 140mil cocinas en los hogares ecuatorianos.

Gracias a la creciente demanda que se registra desde enero de este año, la producción nacional del electrodoméstico ha incrementado. Según el gerente de operaciones de Ecasa, Alberto Guzmán, la comercialización del producto “va muy bien”.

“Nuestros volúmenes de venta han crecido todos los meses de forma exponencial. Pasamos de 100 cocinas diarias a 300 cocinas, hablando solo por Ecasa”, manifestó en una entrevista a Notimundo el gerente de la empresa fabricante de electrodomésticos.

A la espera de la llegada de 500 mil cocinas de inducción importadas de China, anunciadas el año pasado por el Gobierno, de las cuales se prevé que 20 mil estén en el país a finales de este mes y serán entregadas de manera gratuita a los beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano, el Estado comunicó la llegada de 500mil cocinas más.

Estos electrodomésticos a diferencia de los primeros que se importarán serán vendidos en las casas comerciales a precios que fluctuarán entre $160 y $298, según indicó el gerente del programa de Cocinas de Inducción, Enrique Arosemena.

La importación de este último lote de cocinas, respondería a criterio de Guzmán, a la complicación que han tenido en la fabricación de cocinas con horno específicamente.

“Si se ha complicado un poco más la fabricación-del tipo de cocinas con horno- y entiendo que por esta situación el Gobierno se ve obligado a que el programa funcione lo antes posible y la solución que encontraron más rápido obviamente, es importar de China por varias razones, entre ellas capacidad de producción, precios, el tema crediticio”, indicó.

A su vez calificó esta acción como una “medida emergente”, pero a su vez aseguró mantener la esperanza de que el Gobierno analizar la segunda importación, que podría beneficiar la producción nacional, en caso de no efectuarse.

“Yo esperaría que se quedarán con las 500mil iniciales y las otras cocinas esperaría que pudiera el Gobierno voltear un poco a los fabricantes que ya tenemos la capacidad y como se nos ha dicho en la segunda etapa va a participar la industria nacional directamente en adquisiciones del Gobierno”, indicó.

Un claro perjuicio sería la competencia que se generaría en el mercado. “Al vender técnicamente se vuelve competencia y el tema precio va a ser algo que después va a afectar el mercado”, recalcó.

En la actualidad los fabricantes comercializan las cocinas de inducción a precios diferentes, pero según el gerente de Ecasa, esa compañía vende el producto al precio establecido por el Gobierno como el más mínimo, $250 (cuatro quemadores). (VBF/La Nación)