Actualidad

Privados de la libertad, son remunerados por trabajos realizados

Por primera vez en la historia de Ecuador, las personas privadas de la libertad recibirán una remuneración por el trabajo realizado dentro de los CRS

GUAYAQUIL. El proyecto inició con 30 internos en el Centros de Rehabilitación Social (CRS), Regional del Guayas, situado en el km 17 de la vía a Daule, en Guayaquil, donde ya se trabaja, desde el pasado 10 de noviembre, en relación de dependencia para 2 empresas privadas: La Fattoria (proveedora de alimentos) y Carioca.

Con ello, las personas privadas de la libertad (PLL), por primera vez en la historia de Ecuador, recibirán una remuneración por el trabajo realizado dentro de los CRS.

Para ser parte de este proceso, los interesados tuvieron que atravesar un fase de selección que incluyó el análisis y revisión de informes laborales; evaluaciones psicológicas, médicas y legales; realización de exámenes y pruebas técnicas para determinar su idoneidad.

Adicionalmente, los escogidos tendrán que cumplir con los requisitos de haber pasado por lo menos el 5% de la pena impuesta, no registrar antecedentes de fuga, tener buena conducta, poseer un certificado médico de no padecer enfermedades infectocontagiosas, entre otros.

Para la cancelación de los sueldos, a los internos se les facilitó la apertura de cuentas de ahorros con el Banco Nacional de Fomento (BNF). La norma establece que toda actividad laboral de una persona privada de libertad será remunerada conforme con la ley, salvo que se relacionen con tareas propias de aseo y conservación del espacio físico personal.

La retribución del privado de libertad se deduce por los aportes correspondientes a la seguridad social y se distribuye así: 10% para indemnizar los daños y perjuicios causados por la infracción conforme disponga la sentencia; 35% para la prestación de alimentos; 25% para adquirir objetos de consumo y uso personal; y, 30% para formar un fondo propio que se entregará a su salida.

Los siguientes beneficiados fueron los del CRS de Cotopaxi, en la que 21 privados de libertad firmaron, el 2 de diciembre, contratos de trabajo también con La Fattoria (empresa proveedora de alimentos) y con Hornos Tungurahua, empresa que fabrica y comercializa maquinaria alimenticia.

“A nivel nacional cuentan con 10 mil internos con potencial para ser contratados por cualquier empresa, ya que están capacitados y pueden desempeñar distintas labores”, destacó la ministra de Justicia, Ledy Zúñiga.

Cabe recalcar que esto se dio luego de que el 22 de mayo de 2015, mediante acuerdo interministerial suscrito entre el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Culto, se acordara expedir el Reglamento que regula la Relación Especial de trabajo en Relación de Dependencia de las Personas que se encuentran cumpliendo una pena privativa de libertad, así se regula la contratación individual de trabajo de las PPL.

Adicionalmente, 10.243 PPL se capacitaron en temas como metalmecánica, carpintería, panadería, tejidos, entre otros, preparación que los posibilita a prestar sus servicios a cualquier empresa que requiera contratar su mano de obra. (VCV/La Nación)