Internacional

Principales partidos de Grecia buscan desempatar en debate electoral

Sus niveles de popularidad personales se han estancado alrededor o ligeramente por debajo del 45.

ATENAS. Los dos pesos pesados políticos de Grecia tendrán como objetivo a los votantes indecisos en el último debate televisado antes de las elecciones generales, ambos en busca de una ventaja que pueda romper el empate que vaticinan los sondeos de opinión.

Syriza superó por un estrecho margen a Nueva Democracia en tres sondeos de opinión publicados el sábado por periódicos antes de las elecciones del 20 de septiembre, mientras que ambos partidos figuran empatados en una cuarta encuesta.

De cara a los comicios del domingo, el partido izquierdista Syriza del ex primer ministro Alexis Tsipras y los conservadores de Nueva Democracia liderados por Vangelis Meimarakis han permanecido en el mismo nivel en las encuestas durante varias semanas, casi empatados y lejos de la mayoría parlamentaria.

Sus niveles de popularidad personales se han estancado alrededor o ligeramente por debajo del 45 por ciento.

Ambos han dado a los votantes leales pocos motivos para cambiar el voto, tras haber dedicado gran parte de sus campañas a cruzar acusaciones sobre la atribulada economía del país, la corrupción institucionalizada y las respuestas a la crisis de refugiados.

Los votantes aún indecisos o que se abstendrán representan hasta un quinto del electorado, según algunos sondeos, lo que ofrece un claro objetivo para los candidatos.

«Este debate es crucial principalmente por el gran número de votantes indecisos y los que no quieren votar», dijo Dimitris Mavros, de MRB. «La pregunta es quién será más convincente», agregó.

Tsipras, que llegó al poder en enero con promesas contra la austeridad, dimitió en agosto y convocó a elecciones anticipadas, tratando de calmar una rebelión en su partido y de obtener un mandato reforzado para llevar a cabo las medidas impuestas por el rescate de 86.000 millones de euros a las que se oponía inicialmente.

Durante el debate, Tsipras previsiblemente reiterará su reivindicación de que los gobiernos salpicados de escándalos de Nueva Democracia ayudaron a provocar la actual crisis, mientras que Meimarakis acusará de nuevo a Syriza de dañar la economía, según los encuestadores. (Reuters/ La Nación)