Ciencia

Primera reducción de la sobrepesca en el Mediterráneo en 10 años

El consumo de pescado aumenta y, para poder abastecer la demanda, las poblaciones de peces deben regenerarse con sus tiempos y sus condiciones. Pero la ambición por pescar ha impedido a lo largo de la última década que se recuperen en su estado natural, tanto en el Mediterráneo como en el mar Negro. No obstante, un reciente estudio revela que por primera vez en 10 años se reduce la sobrepesca en la región, de 2014 a 2016 disminuyó en 10 puntos. “El mar Mediterráneo es de los más sobreexplotados del planeta y la demanda no hace más que crecer, la situación es muy mala. Observamos con un ligero optimismo que la tendencia de las últimas medidas acordadas es correcta. Aunque no se ha llegado al objetivo, hemos pasado de un 88% de poblaciones sobreexplotadas a un 78%. Hay que hacer más y más rápido”, detalla Miguel Bernal, oficial de pesca de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y uno de los coordinadores del informe El estado de la pesca en el mar Mediterráneo y el mar Negro, de donde se han obtenido estos resultados.

El experto apunta a tres elementos que han facilitado esta mejora en los mares: la precisión de datos científicos, la conjunción de normativas para la región y dos declaraciones ministeriales que evidencian el compromiso político de gestionar los recursos pesqueros a pesar de la demanda creciente. “Ha habido un esfuerzo comunitario en mejorar la calidad de la información, se ha notado considerablemente en los últimos cinco años, y esto permite hacer una gestión más eficiente”, apunta Bernal, que indica que con los datos obtenidos se han podido tomar decisiones no abordadas con anterioridad. “Hemos aprobado ocho planes de gestión desde 2013 y aunado las reglas del juego para los países de la región”, detalla el experto.

EP