Ciencia

Primer violín creado con impresora 3D

Un ingeniero y músico francés fabricó el primer instrumento funcional usando esta tecnología, aplicada también en la medicina.

EEUU. “Hola, estoy muy orgulloso de presentar mi ensayo del primer violín eléctrico completamente funcional y creado por la tecnología de impresión 3D. Espero que lo disfruten”.

Con esas palabras, publicadas en su página de YouTube, el músico e ingeniero francés Bernadac Laurent le presentó al mundo su último invento: un violín eléctrico fabricado por una impresora. Su nombre: 3D Varius.

Su idea no hubiese resultado asombrosa, si no fuese porque el instrumento, a diferencia de los que ya se han tratado de hacer, es totalmente funcional. En su canal muestra cómo luego de tres años de trabajo y tras una intensa búsqueda por desarrollar nuevos sonidos, logró crear un modelo capaz de reproducir notas musicales.

De hecho, en uno de los tantos videos, Laurent, que también es guitarrista y percusionista, muestra cómo el violín funciona a la perfección y es capaz de reproducir tonos siempre y cuando esté conectado a un amplificador.

El 3D Varius fue fabricado a través de una técnica llamada estereolitografía, que es un mecanismo de impresión 3D que crea piezas en varias capas a través de un curado de resina. El mecanismo permite que el fabricante logre una forma muy precisa de los objetos.

“El objetivo era crear un diseño único, inspirado en la forma de un violín tradicional, y el perfeccionamiento de las formas y soportes para obtener un diseño más estético, más simple, más claro y transparente”, dijo el violinista.

Las impresoras 3D poco a poco invaden todo tipo de escenarios. En el número de abril de la revista Science Transnational Medicine se anunció que las impresoras 3D permitieron a un grupo de médicos del hospital infantil de la Universidad de Michigan salvar la vida de tres bebés.

Los recién nacidos sufrían de una traqueomalacia severa, que corresponde a una debilidad y flacidez del cartílago de la pared de la tráquea.

“Este caso representa un avance, pues por primera vez pudimos utilizar la impresión 3D para concebir y fabricar a medida una férula que fue cosida alrededor de la tráquea permitió restaurar la respiración normal”, explicó el doctor Glenn Green, profesor de pediatría en el hospital infantil de la Universidad de Michigan. (Internet/La Nación)