Internacional

Primer ministro de Luxemburgo, se casará con alguien del mismo sexo

Bettel, un abogado que se convirtió en alcalde de la ciudad de Luxemburgo a los 38 años, siempre ha sido abierto sobre su sexualidad y ha minimizado su relevancia.

LUXEMBURGO. El primer ministro de Luxemburgo se convertirá en el primer líder en actividad de la Unión Europea en casarse con alguien del mismo sexo, y el segundo a nivel mundial, en un país de mayoría católica considerado bastante conservador.
Xavier Bettel, de 42 años, y su pareja Gauthier Destenay se encuentran entre los primeros hombres homosexuales que ejercerán su derecho a casarse desde que el Gran Ducado se convirtió en enero en el último estado de la UE en extender totalmente el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Todos son cálidos y positivos”, dijo el presentador de televisión y periodista Stephane Bern, amigo cercano de la pareja que asistirá como invitado a la discreta ceremonia civil, según lo citó el periódico Luxemburger Wort.
“No será una ceremonia para las cámaras, pero su simbolismo es muy fuerte”, añadió.

Bettel, un abogado que se convirtió en alcalde de la ciudad de Luxemburgo a los 38 años, siempre ha sido abierto sobre su sexualidad y ha minimizado su relevancia. Ha expresado además que su segundo en la coalición de Gobierno también es gay.

Hace cinco años, Johanna Sigurdardottir, entonces primera ministra de Islandia, se convirtió en la primera mandataria en funciones del mundo en casarse con alguien del mismo sexo.
Bettel asumió su actual cargo hace 18 meses, luego de que su partido de centro-derecha ganara unas elecciones que pusieron fin a 19 años de mandato de Jean-Claude Juncker, quien actualmente preside la Comisión Europea en Bruselas.

Poco después de que el año pasado el Parlamento de Luxemburgo se convirtió en la novena legislatura europea en allanar el camino al matrimonio entre personas del mismo sexo, Bettel anunció a Los Angeles Times que Destenay, un arquitecto belga que es su pareja desde 2010, le había propuesto casarse. (Reuters/ La Nación)