Actualidad

Primer mes para Daniel Noboa como presidente del Ecuador

Ayer se celebró  el primer mes desde la investidura del presidente Daniel Noboa Azín, y este período inicial en Ecuador ha estado marcado por desafíos significativos y decisiones audaces. El presidente, al reflexionar sobre estos primeros 30 días, describe la experiencia como una montaña rusa, con momentos tanto positivos como difíciles.

A lo largo de este tiempo, el presidente Noboa y su equipo han enfrentado obstáculos importantes, desde amenazas de muerte hasta sacrificios personales en pos de mejorar Ecuador. Aunque aún hay cargos por ocupar en el gabinete ministerial, el gobierno ha tomado medidas decisivas en áreas controvertidas, como la Vicepresidencia y la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO).

En sus propias palabras, el presidente Noboa destaca tres pilares fundamentales de su administración: firmeza, conciencia social y respeto a la ley. Entre los logros notables del primer mes se encuentra la aprobación de la reforma tributaria en la Asamblea Nacional, un éxito que el presidente atribuye a un arduo trabajo, aunque también lo califica como un acto de autoridad.

En términos económicos, se han logrado avances importantes, como negociaciones con Colombia para obtener mejores tarifas en la compra de electricidad, así como la presentación rápida de una segunda ley económica urgente: la reforma energética, conocida como la ley ‘no más apagones’. Sin embargo, se reconoce que las cuentas pendientes superan los USD 5.000 millones, y el déficit acumulado se acerca a los USD 6.000 millones.

El “Plan Fénix”, uno de los secretos mejor guardados del Ejecutivo, está en marcha, aunque los detalles se mantienen en secreto por razones de seguridad. Entre las medidas importantes se incluye la reestructuración de las cúpulas militar y policial, la prometida eliminación de la tabla de consumo de drogas y la anunciada reforma carcelaria, que implica la construcción de dos cárceles de máxima seguridad en 200 días.

La relación colaborativa con el Legislativo ha sido destacada, facilitando la aprobación de la ley urgente de eficiencia económica y generación de empleo con 107 votos. A pesar de los avances, la ciudadanía mantiene escepticismo ante la persistente violencia en Ecuador, y el desafío para el gobierno es monumental en el país considerado como el más peligroso de América Latina.

Con la aproximación de un periodo electoral y la intensificación de investigaciones judiciales, el presidente Noboa reafirma su compromiso con la resolución de los grandes problemas de Ecuador, instando a la madurez política y a la colaboración entre políticos y ciudadanos para garantizar el éxito de su gestión extraordinaria.