Opinión

Primer grito de independencia…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

En efecto han pasado 213 años de este magno evento, que marcaron una ruta que sigue abierta, pues seguimos siendo como nunca, esclavos de la corrupción, sumisos ante la prepotencia de caudillos que se creen reyezuelos y divinos, ante la injusticia que se apodera de los valores y principios fundamentales de instituciones llamadas a ser pilares en el ordenamiento de la República, ante la desigualdad y abandono de millones de ciudadanos víctimas del centralismo, la parasitaria burocracia y de la indiferencia de funcionarios, llamados a cuidar de la salud y educación de toda la sociedad…

Ese grito de libertad y romper las cadenas de cualquier tipo de yugo, debe seguir vivo y siempre presente, en la mente y corazones de los ciudadanos, revelarnos es nuestro derecho y destino manifiesto, para terminar con los carteles y mafias de todo tipo, que, como redes de arañas, nos tienen con terror y paralizados por el miedo, hambre y enfermedades…

No será con simples proclamas, desfiles, y otros actos simbólicos, que nuestros héroes se sentirán satisfechos de haber ofrendado sus vidas, por otorgarnos libertad y una nueva forma de Nación y República, será nuestra lucha diaria en exponer los atracos, la impunidad y escogiendo a los mejores hombres y mujeres, lo que harán la diferencia con el pasado, porque la libertad es un derecho que siempre podemos perder y volver a la esclavitud…
Semper Fi.