Opinión

PREVENIR ANTES QUE LAMENTAR.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

Antigua reflexión que ningún ciudadano debe olvidar, más aún si se trata de funcionarios públicos responsables de vidas humanas, que por su falta de decisión se pueden perder en cualquier instante por falta de prevención para luego darse cuenta que por escasas diligencia y responsabilidad fallecen personas inocentes, víctimas de accidentes que se pudieron evitar tomando las medidas correctivas antes de los hechos.

El caso al que me refiero, es que, a lo largo de la vía a la Costa, aproximadamente después del km. 30, se están construyendo algunos comederos carentes de servicios básicos a escasos metros del carretero que se podrían convertir, por algún accidente inesperado, en alto riesgo para los comensales debido a la cercanía al carretero.

El H. Consejo Provincial del Guayas está demostrando incapacidad total, en el último año su labor es casi nula, cuando la principal obra que es el dragado del Río Guayas en vez de avanzar está en retroceso, sin que se vislumbre ningún tipo de solución y la discordia con las empresas concesionarias de las carreteras ningún beneficio a la institución se concretó en firme.

La administración pública de algunos cantones y del Consejo Provincial del Guayas hasta ahora son un sonado fracaso que repercutirá en las próximas elecciones seccionales en que el Partido hegemónico sufrirá un fuerte retroceso electoral por la notoria escases de líderes aptos para el desempeño de las funciones que aspiran ocupar.