Deportes

Presidente y exentrenadores destacan la actitud de jugadores toreros.

El delantero argentino, Ismael Blanco, marcó en un descuido de la defensa de Emelec el único gol de Barcelona.

El resultado, el rendimiento y el ánimo de Barcelona, que el pasado domingo ganó 1-0 a Emelec, alegró a toda la dirigencia e hinchada, en especial a Antonio Noboa.

Al salir del camerino, luego del encuentro con los eléctricos, el presidente torero no negó que está muy contento por “la actitud del equipo, las ganas. Los jugadores demostraron que teníamos clara la película de que había que ganar”.

Sin embargo, advirtió que “esto se debe al proceso del que venimos… Cuando uno gana todo está bien, Barcelona demostró que podía ganar y controló el partido. Demostramos que fuimos mejores en la cancha, hoy somos punteros”.

Precisamente, por el proceso que viene atravesando el equipo torero con Rubén Israel, Noboa dejó entrever que aún falta mucho para mejorar el plantel.

“Si empezamos a jugar como el segundo tiempo (ante Emelec) tenemos claro que vamos a ser un equipo sólido, por ese motivo hay que ir sumando punto a punto para buscar una final, en Barcelona todo es prioridad, no podemos pensar solo en el Campeonato, vamos a pensar en los dos torneos ”, advirtió.

Ante estas palabras el ex técnico de Barcelona, Ricardo Armendáriz, dijo que Barcelona mostró mejoría, pero todavía le falta mucho.

“Si bien es cierto que Ismael Blanco mostró ser un gran aporte, que hizo buenas jugadas, ofensivamente creo que Barcelona tiene que seguir perfeccionando en la definición”, agregó el Bocha Armendáriz.

Armendáriz también destaca que los amarillos tuvieron al frente a un conjunto que cedió, en vista de que vino con muchas alternativas, porque “están pensando en preservar a muchos jugadores porque ya están clasificados a la liguilla. En cambio, Barcelona debe lanzarse con todo lo que tiene”.

Pero, más allá de los errores, Eduardo Hurtado destaca la actitud del equipo.
Resalta el carácter y la madurez que, asegura, tuvieron los jugadores para reaccionar en el segundo tiempo y dejar de cometer los errores en los que había incurrido en el primer tiempo, cuando solo jugó por el centro y comenzó a abrir el juego por las bandas.

“El triunfo tuvo un doble valor para el equipo porque sé del esfuerzo que están haciendo los jugadores para seguir como líderes absolutos, porque no es fácil estar donde se encuentran – Barcelona-, mucho más si consideramos que recién se está consolidando lo que quiere su técnico, pero todavía le falta para ser sólido, explica. (DO/La Nación)