Internacional

Presidente Petro confirmó que hay 4 colombianos entre migrantes secuestrados en México: «la embajada coordina el rescate»

El jefe de Estado se pronunció a través de su cuenta oficial en la red social X. El presidente de Colombia, Gustavo Petro, confirmó que de los 31 migrantes secuestrados en Tamaulipas, México, la tarde del pasado sábado 30 de diciembre, cuatro son de nacionalidad colombiana.

Mediante la red social X (anteriormente llamada Twitter), el jefe de Estado sostuvo:

En este secuestro múltiple en México hay 4 colombianos”.

“La embajada colombiana en México coordina con el estado mexicano el rescate sanos y salvos”, agregó el mandatario.

“La embajada colombiana en México coordina con el estado mexicano el rescate sanos y salvos”, agregó el mandatario.

De acuerdo con las autoridades del estado mexicano de Tamaulipas, los migrantes raptados viajaban en un autobús rumbo a una ciudad fronteriza con Estados Unidos.

«Recibimos el reporte del conductor de un autobús del Grupo Senda en donde nos señalaba que había sido interceptado por cinco vehículos manejados por hombres armados y se llevaron a 31 de los 36 pasajeros”, explicó a los medios de comunicación Jorge Cuéllar, vocero de Tamaulipas.

“El vehículo partió de Monterrey, y tenía como destino final la ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas, de donde los migrantes intentan pasar a Estados Unidos”, resaltó el portavoz.

Además, Cuéllar manifestó que los secuestrados son extranjeros, y los cinco viajeros que no se llevaron son de nacionalidad mexicana.

“Los cinco migrantes de nacionalidad mexicana junto con los chóferes fueron escoltados hasta Matamoros”, aseguró el funcionario en su reporte.

Sobre el secuestro, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseveró que la búsqueda de los migrantes se inició el mismo sábado.

«Respecto al secuestro ya las autoridades competentes están al tanto. La investigación está en curso», mencionó el jefe de Estado.

Organizaciones de derechos humanos, a su vez, indican que la frontera de Estados Unidos y México “sigue siendo la ruta migratoria terrestre más peligrosa del mundo».

Fuente: TNT 24