Economía

Presidente Moreno participó en inicio del plan ‘Casa para Todos’ en Manabí

Al menos se generan unos 136.000 empleos relacionados con la construcción de las viviendas, cuya propiedad recaerá en las esposas.

Guayaquil.  El presidente Lenín Moreno participó este martes en la ceremonia de inicio de la misión ‘Casa para Todos’, en la provincia costera de Manabí, que arranca con la construcción de 352 casas en Portoviejo y otras 178 en la localidad de Manta.

“La gente pobre no tiene por qué esperar. Nuestro propósito es construir no menos de 325 mil viviendas”, expresó el mandatario, quien presidió las ceremonias simultáneas de lanzamiento del programa habitacional en esas dos ciudades manabitas, que requerirán una inversión de 10 millones de dólares.

Moreno destacó el compromiso de su gobierno para entregar viviendas a ciudadanos ecuatorianos de escasos recursos, lo que permite generar bienestar a las familias y empleo a miles de personas con servicios relacionados a la construcción.

En ese sentido señaló que al menos se generan unos 136.000 empleos relacionados con la construcción de las viviendas, cuya propiedad recaerá en las esposas.

El presidente señaló que de las 325.000 casas, 191.000 serán totalmente gratuitas para las personas en condición de extrema pobreza, mientras que las restantes serán financiadas con cuotas mensuales que irán de 20 a 60 dólares.

Moreno indicó que este programa es una respuesta a la iniciativa del diálogo y citó, por ejemplo, que alcaldes de oposición como los de Quito y Guayaquil, le han donado terrenos urbanizados para hacer posible la construcción de estas soluciones habitacionales. “Dialogar no significa ceder, es escuchar otras opiniones”, agregó.

Recordó que la misión ‘Casa para Todos’ forma parte del plan ‘Toda una Vida’, su programa emblemático de gobierno que tiene como objetivo brindar asistencia social desde la concepción hasta la muerte de los ciudadanos.

El jefe de Estado pidió a las constructoras y a la secretaria técnica del plan Toda una Vida, Irina Cabezas, que procuren entregar las casas antes del plazo establecido de tres meses.

De su parte, Cabezas agradeció a las autoridades seccionales por la colaboración para sacar adelante el plan de entrega de viviendas de interés social, un derecho contemplado en la Constitución de la República, recalcó.

“La construcción social no es un solo una tarea de gobierno, es una coparticipación de ustedes, los ciudadanos. Vamos a construir hogares no solo paredes”, enfatizó la funcionaria, quien junto a las autoridades escucharon palabras de agradecimiento de beneficiarios del plan tanto de Portoviejo como de Manta.

Este programa de vivienda de interés social arrancó la semana pasada en la ciudad de Guayaquil, en el sector de Monte Sinaí, en el noroeste, donde habitan más de 10.000 personas de escasos recursos. Allí el mandatario presenció el desmantelamiento de una obsoleta casa de madera y zinc que será reemplaza por una nueva vivienda de la misión Casa para Todos, de cemento y con todos los servicios.

Más tarde, el mandatario mantuvo una reunión con pescadores artesanales de la provincia de Manabí como parte de la agenda del Diálogo Nacional que impulsa en todo el país y que pretende recoger los puntos de vista de cada sector para generar políticas en bienestar de todos.
“Ustedes son hombres y mujeres del mar, me da gusto estar aquí para conversar acerca de sus problemas y necesidades (…) En el momento en que aceptamos dialogar es con espíritu de generosidad, respeto y tolerancia”, señaló Moreno.

Además acotó que los créditos que otorgará el Banco del Pueblo (BanEcuador) estarán destinados principalmente a la gente pobre por lo que los pescadores artesanales también se beneficiarán de estos. (ANDES/LA NACIÓN)