Internacional

Presidente Milei afirma que «argentinos de bien» están dispuestos a afrontar ajuste económico

BUENOS AIRES,  El presidente argentino, Javier Milei, afirmó hoy  que «los argentinos de bien» están dispuestos a afrontar el ajuste económico programado por su administración para que el país recupere la senda del crecimiento.

El mandatario aseguró que la situación económica que heredó al asumir la Presidencia el 10 de diciembre «requiere de medidas que a la vista de un observador convencional parecen audaces, pero el riesgo de no tomar el toro por las astas rápidamente, sería tremendo».

En declaraciones al canal de televisión La Nación Más, el mandatario dijo que «los argentinos de bien están dispuestos a hacer el esfuerzo» derivado de las medidas de ajuste económico, y afirmó que el plan presentado recientemente «no salió de un día para el otro».

Horas después de asumir el cargo, Milei dispuso una reducción en el número de Ministerios nacionales, que pasaron de 18 a 9, junto con la devaluación de la moneda nacional, el congelamiento de las vacantes del empleo público y la eliminación de los subsidios que reciben los residentes en las tarifas de transporte público y energía.

Además, el 20 de diciembre firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para desregular la economía nacional mediante reformas que buscan «destrabar un andamiaje jurídico e institucional opresor» que permita iniciar el «camino de la reconstrucción» nacional, según el mandatario.

La norma establece la desregulación del comercio, los servicios y la industria, y deja sin efecto las restricciones a la oferta de bienes y servicios, «así como toda exigencia normativa que distorsione los precios de mercado, impida la libre iniciativa privada o evite la interacción espontánea de la oferta y de la demanda».

La tercera economía de América Latina acumuló en los primeros 11 meses del año una inflación de un 148,2 %, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), con la amenaza de una hiperinflación y el 40,1 % de la población sumida en la pobreza.

El reciente decreto presidencial deroga la normativa que impide la privatización de las empresas públicas y reforma el Código Aduanero «para facilitar el comercio internacional».

Milei dijo este martes que las medidas adoptadas en las últimas dos semanas buscan «dar un punto de giro en Argentina».

«Nosotros estamos convencidos de hacer esto. Si sale mal, explota. Pero si no hacemos nada, también explota», advirtió.

Agregó que si el Congreso rechaza el DNU llamará a un «plebiscito o una consulta popular» para que la población se pronuncie sobre la norma.

Tras el discurso de Milei del 20 de diciembre para presentar el DNU se escucharon cacerolazos en distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires y de la periferia, en señal de protesta.

Milei reprobó esas manifestaciones de rechazo y dijo que quienes se manifestaron lo hicieron porque «no pueden aceptar que perdieron» en las elecciones presidenciales realizadas en noviembre pasado.

Por:  XINHUA