Realidades

La especialista de moda Colby Jordan realizó una de las fiestas más fastuosas de la historia

La especialista de moda Colby Jordan y el coleccionista de arte Alberto Mugrabi, ambos herederos de fortunas incalculables, realizaron una de las fiestas más fastuosas de la historia. Tres días repletos de lujos, celebrities y mucho glam

EE.UU.  Muchos podrían esperar que la boda más cara del planeta involucrase a celebridades de Hollywood. Sin embargo, los protagonistas fueron Alberto «Tico» Mugrabi, coleccionista de arte, y Colby Jordan, una fashion blogger. El 46 y ella 23. Quizás desconocidos para la gran mayoría, no lo son son tanto para el mundo de los millonarios. A fin de cuentas, son los herederos de fortunas incalculabes. Organizar el evento solo les reportó una inversión de cinco millones de dólares.

La ceremonia se realizó en el Hôtel du Cap-Eden-Roc, en la riviera francesa, a lo largo de tres días. El hospedaje, uno de los más elitistas del país galo, fue creado por el entonces director del prestigioso periódico Le Figaro, para que los escritores de la época tuviesen un remanso para crear en 1869. Alejado de todo, con las habitaciones base a USD 400, con una vista increíble y lujo en cada rincón, el hotel fue más exclusivo que nunca, ya que durante el casamiento -realizado el sábado- hubo distintos controles dignos de la realeza.

El padre de la joven, el multi billonario de Chicago, John W. Jordan, reservó la mansión en exclusividad, pagó los 600 tickets de avión de los invitados de todo el planeta y cada uno recibió una tarjeta de identificación que debieron llevan durante toda su estadía en el lugar. Además, hubo una prohibición estricta a todos los medios de comunicación y una bandada de halcones anti-drone sobrevolaron el escenario de manera permanente. Por su parte, Alberto es un hijo de un empresario israelí, Jose Mugrabi.

El «fin de semana» comenzó el jueves, con un desfile de alta moda de Dolce & Gabbana y luego una cena en Tetou, uno de los restó más top de Francia. Al otro día, se realizó una fiesta temática en la piscina del hotel, organizada por el también coleccionista de arte y filántropo Johnny Pigozzi, en la que abundaron coloridos animales flotantes. El viernes se realizó el ensayo, en el que la novia lució un espléndido Peter Copping totalmente blanco para Oscar de la Renta, con una capa, que el propio Copping se encargó de colocar en se espalda y un peinado con raya en medio y recogido en un moño bajo.

El sábado comenzaron a llegar la mayoría de los invitados, entre los que se encontraron, entre celebridades y millonarios, Sienna Miller, Poppy Delevingne, Dasha Zhukova, Karlie Kloss, Lauren y Andrés Santo Domingo, Aby Rosen y Samantha Boardman, Coco Brandolini D’Adda, la princesa Beatriz y las gemelas Olsen.

El carismático actor Owen Wilson fue elegido como padrino y, al igual que en la película Los Fockers 2, ofició como «parroco» mientras Colby y Alberto pronunciaron sus votos bajo una jupá hecho de orquídeas blancas con vistas al Mediterráneo.

La novia lució un vestido de Valentino Couture con un corpiño plisado y un gran escote y las mangas bordadas con pequeños lunares. El complemento fue un velo de longitud catedral, maquillaje natural.

Luego de la ceremonia oficial, llegó la hora de la fiesta y allí brillaron los españoles Gipsy King’s, Nile Rodgers, Chic, y en la cabina de los DJ estuvieron Mark Ronson, para los clásicos, y luego Guy Ferber, para la parte electrónica, que fue el ritmo con que se recibió al nuevo día en la pista. (INFOBAE)