Ciencia

Presidente hondureño anuncia segunda campaña contra el mosquito Aedes aegypti

Añadió que no se puede esperar que las autoridades o los voluntarios lleguen a limpiar lo que es responsabilidad de la población, asear su casa y el vecindario en general.

TEGUCIGALPA. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció hoy que mañana se desarrollará una segunda gran operación sanitaria para destruir criaderos del mosquito Aedes aegypti, que transmite el dengue, chikunguña y zika.

“Estaremos en las colonias (barrios) más afectadas de todo el país, les invito a unirse todos para ganarle esta guerra al zancudo. Recuerden: si no hay zancudos, no hay zika”, enfatizó Hernández en un mensaje en cadena nacional de radio y televisión.

Agregó que la operación intervendrá además las principales playas y sitios turísticos que tendrán masiva afluencia de veraneantes durante la Semana Santa.

“Desde que declaramos alerta preventiva por el zika, el pasado 29 de enero, nuestro Gobierno ha tomado decisiones importantes para enfrentar esta enfermedad”, subrayó el gobernante.

Recordó que el 1 de febrero su Gobierno se declaró en “emergencia sanitaria”, lo que permitió “impulsar un gran movimiento social, porque estábamos seguros que esta guerra no la ganaríamos si no teníamos el acompañamiento de todos los sectores de la sociedad”.

“Esta unión de esfuerzos entre iglesias, empresarios, medios de comunicación, patronatos, deportistas, estudiantes, maestros, empleados públicos, artistas, entre otros, nos ha permitido enfrentar en alguna medida esta grave epidemia de dengue, chikunguña y zika que produce este zancudo”, dijo Hernández.

Señaló además que las complicaciones relacionadas al virus del Zika continúan en aumento, por lo que se deben intensificar los esfuerzos y ser efectivos.

“Así como lo dijimos cuando declaramos emergencia sanitaria: esta guerra contra los criaderos de zancudos tiene que ser sostenida, porque si no seguimos destruyendo los criaderos, en semanas estos pueden volver a surgir”, recalcó Hernández.

El mandatario indicó que las autoridades sanitarias le están dando seguimiento a 185 mujeres embarazadas que fueron contagiadas con el virus del Zika y otras 57 personas que han sido diagnosticadas con el síndrome Guillain-Barré, enfermedad que ya causó la primera muerte en el país.

“Por la grave amenaza que estas enfermedades representan, hemos solicitado que tanto los casos de microcefalia como Guillain-Barré sean de notificación obligatoria en los establecimientos de salud públicos y privados”, acotó.

Dijo que a las mujeres en edad fértil, en especial las embarazadas, se les debe suministrar toda la información sobre los problemas asociados al zika y ellas deben saber todo sobre las medidas de protección para reducir el riesgo de enfermarse.

“¿Cómo nos sentiríamos si un hijo de un amigo o un pariente queda con parálisis a causa del Guillain-Barré pudiendo haberlo evitado con acciones tan sencillas como la destrucción de los criaderos de zancudos?”, preguntó el presidente a los hondureños.

Añadió que no se puede esperar que las autoridades o los voluntarios lleguen a limpiar lo que es responsabilidad de la población, asear su casa y el vecindario en general.

“Tenemos que evitar esta enfermedad, es obligación de todos, juntos tenemos que actuar”, enfatizó Hernández.

La Secretaría de Salud de Honduras registra en lo que va de 2016, globalmente, unos 25.000 casos de personas que han contraído el zika, chikunguña y dengue. (Efe/ La Nación)