Internacional

Presidente de Francia disuelve Asamblea Nacional tras revés en comicios europeos

El presidente francés, Emmanuel Macron, disolvió este domingo 9 de junio, la Asamblea Nacional y convocó para finales de este mes a elecciones legislativas anticipadas luego del revés que sufrió su partido ante la ultraderecha en los comicios europeos.

De acuerdo con resultados difundidos una vez escrutado el 85,8 por ciento de los votos, el representante de Agrupación Nacional (ultraderecha), Jordan Bardella, aventajaba con 31,5 por ciento de los sufragios a la aspirante por el gobernante Renacimiento, Valérie Hayer, con 14,5 por ciento, y de Raphaël Glucksmann (Partido Socialista/Plaza Pública), con 14 por ciento.

Ese resultado garantizaba que, de los 81 eurodiputados en liza, Agrupación Nacional ganaría 30 curules ante los 14 que obtendría Renacimiento. A continuación se ubicaban otras fuerzas políticas.

Tras proclamarse esos resultados, el mandatario envió un mensaje a la nación y expresó: «No podría seguir, al término de esta jornada, mirando hacia otro lado (…) Decidí devolver la palabra de nuestro futuro parlamentario a través del voto».

Alertó que «la subida de los nacionalistas, de los demagogos, es un peligro para nuestra nación, pero también para nuestra Europa y para el lugar de Francia en Europa y en el mundo».

Las elecciones legislativas anticipadas se realizarán los días 30 de junio y 7 de julio (de ser necesaria una segunda vuelta). Macron consideró que se trata de una decisión grave y difícil, pero la concibe como un acto de confianza.

Luego de este mensaje, la líder de la extrema derecha francesa, Merine Le Pen, afirmó que Agrupación Nacional está lista para ejercer el poder.

A juicio de Glucksmann, la disolución de la Asamblea Nacional supone un juego extremadamente peligroso. Añadió que «la mayoría presidencial y el propio Presidente de la República se han mostrado completamente incapaces -y la decisión de esta tarde lo ha demostrado una vez más- de afrontar su responsabilidad histórica».

 

El líder de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, aseguró que su partido no le teme al pueblo y que la convocatoria a elecciones abre la oportunidad de reafirmar la confianza en la votación popular.

A través de X, Mélenchon sostuvo que Macron «ya no tiene legitimidad para continuar con su política de maltrato social, inacción climática e ir a la guerra». Además, cuestionó qué legitimidad tiene para negar a los palestinos los medios para sobrevivir.

Por:  TeleSUR