Internacional

Presidente chileno acude a región de Valparaíso que enfrenta emergencia por incendios

SANTIAGO, El presidente chileno, Gabriel Boric, viajó hoy a Valparaíso para coordinar los trabajos por la situación de emergencia en la zona afectada por los incendios forestales que permanecen activos en distintos puntos de la región central, la catástrofe más mortífera desde el terremoto de magnitud 8,8 que azotó al país en 2010.

El mandatario detalló a través de un mensaje difundido en la red social X que su traslado a la región costera, a unos 100 kilómetros al oeste de la ciudad de Santiago, es «para estar con autoridades locales, víctimas de la tragedia y sobre todo para ver in situ donde debemos apretar tuercas y dar más y mejores apoyos en este momento tan duro».

Las llamas comenzaron el viernes pasado en diferentes terrenos forestales de la región por motivos que aún se investigan y han dejado hasta ahora más de 11.000 hectáreas quemadas, en medio de una ola de calor que azota al país sudamericano este verano austral.

Las personas fallecidas aumentaron de 51 a 56, además de cientos de heridos que han llegado a los hospitales con quemaduras, según detalló a la prensa local la delegada presidencial de Valparaíso, Sofía González.

Boric comentó al respecto el sábado que «dadas las condiciones, el número de víctimas de seguro aumentará», en tanto las unidades de emergencia acudan a los sectores devastados para cuantificar daños, remover escombros e identificar a víctimas fatales.

En la región de Valparaíso, cuya capital portuaria rodeada de cerros ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se ha decretado «estado de excepción», con el fin de desplegar recursos extras y permitir la intervención de los militares.

En las comunas de Viña del Mar, Villa Alemana, Quilpué y Limache se declaró un toque de queda nocturno entre las 21:00 y las 10:00 hora local para agilizar el trabajo de las brigadas. La alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, afirmó que su municipio, la principal localidad turística de Chile de cara al océano Pacífico, ha reportado más de 300 personas desaparecidas durante las caóticas evacuaciones, en plena época estival.

«La tarea de hoy es subir a limpiar los cerros, a despejar y empezar a habilitar puntos de salud», dijo la funcionaria en rueda de prensa, tras emitir el Ministerio de Salud una alerta a raíz del riesgo sanitario generado por la emergencia.

A su vez, la ministra del Interior, Carolina Tohá, afirmó en el último balance que la situación en Valparaíso es la más delicada a nivel nacional, respecto de otras oleadas de incendios forestales que golpean la zona centro sur chilena. En tanto, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, estimó que de 3.000 a 6.000 casas han resultado dañadas.

El fuego ha causado también la pérdida total del Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar, con unas 400 hectáreas dedicadas al resguardo e investigación de la naturaleza, donde el cuidador y su familia murieron en su interior.

Los organismos de emergencia alertaron sobre las dificultades que suponen para la extinción de los incendios las altas temperaturas, la baja humedad y las fuertes o cambiantes ráfagas de viento.

Los incendios han forzado el corte de vías de comunicación, la evacuación en zonas pobladas y la suspensión del transporte público o eventos masivos, así como la suspensión del suministro de agua potable y electricidad, junto a la habilitación de albergues temporales para familias damnificadas.

Fuente:  XINHUA