Internacional

Presidente Boric y Guterres de ONU tratan en Chile desafíos del multilateralismo

SANTIAGO, El presidente chileno, Gabriel Boric, recibió en el Palacio La Moneda al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, quien viajó al país sudamericano para encabezar la sesión bianual de la Junta de Jefes Ejecutivos de la ONU que se lleva a cabo el jueves y viernes en Santiago, por primera vez en Latinoamérica.

Tras la reunión, ambas autoridades dieron una declaración a los medios de comunicación apostados en la sede del Ejecutivo, en la que abordaron asuntos como el multilateralismo, la crisis humanitaria en Gaza y las reformas pendientes a la ONU.

«El multilateralismo es la única manera de garantizar y de trabajar por la paz en el mundo y un desarrollo que sea justo y sustentable (…) Es necesario reconstruir la legitimidad del multilateralismo, porque cuando no lo hacemos, se empiezan a elevar voces que lo cuestionan, que desconfían de él y prefieren emprender acciones unilaterales o desconocer el derecho internacional», dijo Boric en su intervención.

El mandatario chileno habló de los grandes retos que enfrenta el mundo como la crisis ambiental, los flujos migratorios, el crimen organizado, la pobreza y las desigualdades, junto con la defensa de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos.

Boric puso el foco en «la brutal crisis humanitaria en Gaza», donde «se está llevando adelante una masacre al pueblo palestino», a raíz de los incesantes ataques perpetrados por el Gobierno de Israel desde octubre de 2023.

«En los meses que lleva la guerra en Gaza, han muerto más del doble de civiles fallecidos en los dos años de conflagración en Ucrania entre dos ejércitos potentes. Acá no es el caso, (en Gaza) hay una masacre unilateral», reprochó el jefe de Estado sudamericano.

Por su parte, Guterres demandó nuevamente un «alto al fuego humanitario urgente» en Gaza, junto con «la liberación inmediata incondicional de todos los rehenes y un aumento masivo de la ayuda humanitaria».

«Ruego al Gobierno de Israel y a los dirigentes de Hamás a que lleguen a un acuerdo. Sin eso, las consecuencias de la guerra, tanto en Gaza y en toda la región, empeorarán exponencialmente», sostuvo Guterres.

Guterres y Boric abordaron, a su vez, en la cita la necesidad de realizar reformas al Consejo de Seguridad de la ONU, además de reformular el rol de las instituciones financieras del mundo para apoyar a los países en desarrollo, en un contexto de alto endeudamiento y dificultades para llevar adelante políticas sociales.

«El Consejo de Seguridad tiene una composición que no corresponde al mundo de hoy, con métodos de trabajo que han conducido a una parálisis que afecta de una forma dramática nuestra capacidad de lucha por la paz», afirmó Guterres.

Boric reprendió en esa línea los sucesivos vetos impuestos por Estados Unidos a las resoluciones del consejo, en calidad de miembro permanente. El último en contra de la solicitud para otorgar el estatus de miembro pleno de la organización a un Estado palestino, en abril pasado.

El presidente chileno mencionó al mismo tiempo la «tremendamente crítica» situación política en Haití, a causa del deterioro de la seguridad por la dominación de pandillas criminales, además de pedir el levantamiento inmediato del bloqueo unilateral por parte de Estados Unidos a Cuba.

Guterres, en tanto, hizo hincapié en los problemas del tráfico ilícito de personas, drogas y armas, así como la importancia de combatir la criminalidad sin debilitar el estado de derecho ni pasar a llevar los derechos humanos.

El jefe de la ONU realiza esta semana su segunda visita a Chile, luego de viajar al país austral en noviembre pasado para trasladarse a la Antártica, en compañía del presidente Boric, para evidenciar el impacto del calentamiento global en el fin del mundo.

Por:  XINHUA