Opinión

PREFERIBLE SÓLO, QUE MAL ACOMPAÑADO

Antonio Aguirre
antonioxaguirre@gmail.com

No hay razón o derecho que un pelafustán,desadaptado, descalificado, inmoral, ignorante y torpe, por más dictador que sea, denigre a un Presidente de la República, aunque su elección después se conoció que no fue muy limpia y en buena lid, pero mientras no se confirme el hecho merece todo el respeto.

Cuando agrede al indefenso está agrediendo al Estado que representa,  este es el caso de los ataques del Dictador de Venezuela al Presidente de nuestro país, que con su paciencia y mansedumbre no las a tomado en cuenta y peor perder el tiempo en contestarle .

Lo acusa de ser fascista, nazista, anti bolivariano y traidor, además de comportarse como un infante   falto de educación y carente de costumbres le pide que devuelva a Caracas los restos del Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre que reposan en la Catedral Metropolitana desde hace 119 años a su natal Venezuela que según él, es donde deberían reposar. Seguramente no conoce Maduro de un pedido expreso del Gran Mariscal anotado por el General Trinidad Morán que dice textualmente: » Pienso que mis huesos se entierren en el Ecuador, o que se tiren dentro del volcán Pichincha «.

Se olvida que en abril de 2017 cometió el más grande de sus cientos de errores, cuando felicitó por su triunfo al  Presidente Lenin Moreno que textualmente ante el mundo dijo: «Que viva Ecuador, que viva Manuelita Sáenz y tendríamos que decir que viva Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, dos grandes Ecuatorianos, nuestros Libertadores.