Actualidad

Prefectos de Guayas y Azuay llaman al diálogo al alcalde de Ponce Enríquez

Los ejecutivos de ambas provincias se reunieron en Cuenca. El reclamo de ese cantón altera los preacuerdos, principalmente en torno a Abdón Calderón.

GUAYAQUIL. Los prefectos del Guayas, Jimmy Jairala, y del Azuay, Paúl Carrasco, mantuvieron una reunión en Cuenca. La intención fue avanzar en la resolución de las controversias limítrofes que existen entre ambas provincias de cara al plazo que da la Ley de Fijación de Límites hasta el 15 de abril de este año.

Ambas autoridades ratificaron su voluntad política de encontrar una alternativa al cierre de límites entre Guayas y Azuay. Carrasco inició la declaración conjunta de los prefectos en las instalaciones de la Prefectura azuaya, evaluando los preacuerdos previos y las dificultades surgidas en torno a dichos acercamientos.

Los preacuerdos planteaban el cierre de 608 kms2 de territorios identificados por el Conali como controversia territorial (“el más grande del Ecuador”, lo calificó Jairala) y dejaba abierta la convocatoria a una consulta popular para determinar por esa vía la pertenencia del recinto Abdón Calderón, de 1 km2.

Pero en los últimos días surgió una complicación que no estaba contemplada por ninguno de los dos prefectos. Manuel Espinoza, alcalde del cantón Ponce Enríquez, ha planteado que no quiere reconocer los preacuerdos porque considera que se afecta a su población, que las controversias de límites no involucran a su territorio y que, por lo tanto, se debe respetar la creación del cantón azuayo.

Sin embargo, Jairala y Carrasco recordaron a Ponce Enríquez las impugnaciones que existen en torno a la creación del mismo por parte de los cantones Pucará, Santa Isabel y Cuenca que –según el prefecto azuayo- no reconocen la creación. “De hecho, la provincia del Guayas también ha presentado una impugnación y no reconoce la creación de ese cantón”, mencionó Carrasco, lo que corroborado por Jairala. “Cuando nació como cantón, hubo una serie de normativas que no cumplió y se publicó en el Registro Oficial, saltándose el Congreso una observación que había hecho el presidente de la República” de ese entonces, dijo Jairala.

El problema surge porque si se reconoce al cantón Ponce Enríquez se alteran los preacuerdos previos entre Guayas y Azuay. Así, al tomarse como válida la creación de ese cantón, explicó Carrasco, Guayas considera que recintos que la parroquia Molleturo –incluido Abdón Calderón- son automáticamente parte de su territorio (correspondiente a Balao). Pero Camilo Ponce argumenta que ese territorio está reconocido como cantón del Azuay. “Eso también nos ha conflictuado con el cantón Balao, que tampoco acepta la posición de Ponce Enríquez”.

“Si nosotros aceptáramos, en el supuesto no consentido, la posición de Ponce Enríquez, yo le diría muchas gracias señor alcalde porque Abdón Calderón, de acuerdo a esos límites que pide que se respeten está en el territorio de Guayas; consecuentemente, ya no hay que hacer consulta popular”, puntualizó el ejecutivo guayasense.

Ante ello, Jairala y Carrasco hicieron un llamado a Espinoza para que reconozca que existe una impugnación y, consecuentemente, un conflicto; y para el diálogo. “El conflicto está reconocido por el Consejo Nacional de Límites; por eso, lo pone entre los 19 que tiene la provincia (16 intercantonales y 3 interprovinciales).
A su turno, Jairala destacó la voluntad que existen entre ambas administraciones que se ve resumida en 12 reuniones, de las cuales, cuatro han sido de forma directa entre ambos prefectos. “Los equipos técnicos han avanzado muchísimo, pero lamentablemente la posición de Ponce Enríquez tiende a complicar la suscripción pronta de ese acuerdo, para el que tenemos voluntad”, dijo el ejecutivo guayasense.

Por ello, Jairala ratificó el llamado a la reflexión a Espinoza, recordándole que su postura afecta a los cantones azuayos de Cuenca, Pucará y Santa Isabel, y al territorio guayasense de Balao. “Más allá de eso, insistimos en que mantenemos la voluntad de continuar dialogando para encontrar una salida lo más pronto posible, aspirando eso sí que le quede claro al alcalde Ponce Enríquez que le quede claro que si mantiene su posición Abdón Calderón sale del acuerdo y se mantiene como territorio del Guayas”, precisó. (Prefectura/Red. La Nación)