Opinión

Poscastrismo: Por primera vez en seis dA�cadas no estarA? al frente de Cuba un hombre de apellido Castro.

Acaba de aparecer en el mundo una nueva palabra: a�?poscastrismoa��. Se refiere a lo que estA? pasando en Cuba desde este jueves 19 de abril de 2018, luego de que la Asamblea Nacional del Poder Popular eligiera al exvicepresidente Miguel DA�az-Canel como presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la RepA?blica de Cuba.

El militar RaA?l Castro, que desde febrero de 2008 reemplazA? en el cargo a su hermano Fidel, rector mA?ximo e A�cono de la RevoluciA?n cubana, seguirA? ocupando a��a los 86 aA�osa�� el puesto de Primer Secretario del Partido Comunista: se trata, por supuesto, de preservar la historia de aquella isla caribeA�a que el prA?ximo aA�o cumplirA? 60 aA�os de ser un Estado socialista, contra viento y marea.

Se habla de a�?poscastrismoa��, pues por primera vez en seis dA�cadas, en las que no hubo libertades polA�ticas, no estarA? al frente del paA�s un hombre de apellido Castro (y ese es un giro histA?rico que no puede menospreciarse), pero se hace A�nfasis en la palabra porque, aun cuando el presidente DA�az-Canel es un hombre de la entraA�a del castrismo, preparado por el propio RaA?l para gobernar, las nuevas generaciones esperan que venga una serie de cambios que beneficien a toda la ciudadanA�a, abran nuevas ventanas al mundo y lleven a Cuba por el camino de las modernizaciones, que no riA�en con la bA?squeda de una vida mejor.

El solo hecho de que el poder haya llegado a manos de un hombre de 57 aA�os, luego de haber estado en cabeza de los longevos hermanos Castro durante tanto tiempo, es el presagio de que la cuidadosa apertura que se ha estado dando en Cuba a��y que tuvo el apoyo y el respeto del pasado gobierno norteamericanoa�� no tiene vuelta atrA?s.

Fidel Castro protagonizA? la turbulenta historia del siglo XX. Su hermano RaA?l comenzA? la transiciA?n hacia un sistema ligeramente mA?s abierto. Ahora le corresponde a DA�az-Canel, que naciA? despuA�s de la revoluciA?n, llevarla a feliz tA�rmino: no es una A�poca fA?cil la que estA? viviendo el mundo, pero el cambio ya ha empezado a recorrerse.

editorial@eltiempo.com