Opinión

¡Porque ahora!

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Yo no confío en las propuestas de aquellos farsantes y cínicos que se creen dueños de la voluntad y la mente de muchos ciudadanos, y que cuando han tenido poder y los medios para transformar las realidades y satisfacer las necesidades vitales insatisfechas por décadas, apenas maquillaron la fachada dejando abiertas heridas profundas, para que los parásitos, buitres y hienas se alimenten cobardemente y con sadismo del sufrimiento de millones, mientras ellos se sentían benefactores y salvadores..

Nuestra república padece la peor de las enfermedades el (nihilismo). Que es la ruina inminente para todas las familias de nuestra sociedad. Es la negación de toda creencia o principio moral, religioso, político o social.

Nos robaron lo que incluso dijeron los progresistas (últimos comensales de este macabro banquete) jamás lo harían esto es: robarnos hasta la esperanza.

Ante esta tragedia volver a CONFIAR, resulta una gigante, larga y dura epopeya que nuevos líderes deben emprender desde los primeros niveles de nuestro aprendizaje, para volver a sembrar la semilla de la FE en Dios y en nosotros mismos.

Mas que proponer ideas separatistas, regalos noveleros, dádivas y limosnas cómo tributos a sus saqueos disfrazados de servicios a la comunidad y al pueblo, nosotros el pueblo a través de los líderes religiosos de todas las sectas y religiones, ahora que dicen tener prohibido participar en política, pero son los primeros en sentarse con los detentadores y saqueadores del poder, gozar de sus banquetes, pedirles y declararlos mecenas, beatos y hasta santos, cuando deberían ser los primeros en denunciar a esta clase perversa de seres humanos que se engordan y enriquecen del sufrimiento, lágrimas, explotación hasta del derecho a vivir con dignidad de millones y millones de seres humanos.

Está ha sido la historia de la humanidad por siglos, no solo sucede en nuestro país, los más sabidos y cínicos por culpa de su propia gente que no se revela gobiernan y gozan….

Mientras sean los mismos de siempre quienes propongan con engaños y falsas promesas que ha llegado el momento de hacer tal cosa, cuando tuvieron décadas, gobernaron desde la presidencia, manejaron los hilos del poder décadas y nunca lo hicieron, ¿la pregunta obligada es porque ahora y no antes?

Porqué ahora con tantos años de poder para construir, unir, concienciar a través incluso de sus propias organizaciones no educaron a sus propios miembros, a la gente que confío y siempre estuvo a su lado creyendo que en verdad qué algún día cumplirían tantas bellas palabras, hermosa oratoria, dramáticas escenas con lágrimas incluidas y golpes de pecho…

Tengo que cumplir con ustedes y con mi conciencia, desde mi incómoda e ingrata posición de contreras de todos estos falsos profetas y depredadores, cumpliendo quizás mi última misión antes de partir hacia el oriente eterno, puesto que estoy consciente que las personas a nuestra edad, ya no debemos hacer maletas, tenemos que estar ligeros para nuestro seguro viaje…, para mí lo más importante siempre será, llevarme el amor de los míos y la satisfacción de que jamás me amilané y peor arrodillé a ninguno de estos miserables e infelices.

 

Semper Fi.