Internacional

“Pornogate”: el ex presidente y candidato Donald Trump fue declarado culpable por falsificar documentos

Es por la supuesta falsificación de documentos para silenciar a una actriz porno y proteger su carrera presidencial en 2016.

El jurado encargado del veredicto en el juicio penal en Nueva York contra el expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021) por la supuesta falsificación de documentos para silenciar a una actriz porno y proteger su carrera presidencial en 2016 comunicó al juez que ya tiene un veredicto y que necesita media hora para rellenar un formulario.

La identidad de los miembros de este grupo, siete hombres y cinco mujeres, se mantiene en secreto para protegerlos de las tensiones políticas.

Este jueves, todos se retiraron de sala para deliberar a puertas cerradas, con sus notas y una computadora que contiene las pruebas del caso.

Tras algunas horas de trabajo, pidieron volver a escuchar extractos de los testimonios de dos protagonistas clave del caso, el exjefe de un tabloide cercano a Trump, David Pecker, y el exabogado personal y hombre de confianza del expresidente, quien ahora es el acusador principal del caso, Michael Cohen.

Sus testimonios se refieren en particular a una reunión que mantuvieron con Trump, en agosto de 2015 en la Trump Tower de Nueva York, donde habrían ideado un plan para evitar cualquier posible escándalo que afectara al futuro candidato a la Casa Blanca, incluso si implicaba pagar a cambio de silencio.

Trump, el 45º presidente de Estados Unidos (2017-2021), está acusado de falsificar documentos contables de su emporio, la Organización Trump, para ocultar un pago de 130.000 dólares a la exactriz porno Stormy Daniels a cambio de su silencio sobre un supuesto encuentro sexual que mantuvieron en 2006.

La fiscalía afirma que el fraude tenía por objetivo impedir que los votantes en 2016 supieran sobre su comportamiento.

No hubo límite de tiempo para las deliberaciones, pero era necesario un veredicto unánime. Si apenas uno de los jurados no concuerda con el resto, el proceso es declarado nulo y debe realizarse uno nuevo.

Si Trump es declarado culpable, las repercusiones políticas superarían con creces la gravedad de los cargos, ya que, apenas cinco meses antes de las elecciones presidenciales, el candidato también se convertiría en un criminal con condena.

En sus argumentos finales el martes, la defensa de Trump insistió en que las pruebas para una condena simplemente no existen, mientras que la fiscalía respondió que son voluminosas e ineludibles.

«La intención del acusado de defraudar no podría ser más clara», dijo el fiscal Joshua Steinglass, instando a los jurados a recurrir a su «sentido común» y emitir un veredicto de culpabilidad.

Si es declarado culpable, Trump enfrenta hasta cuatro años de prisión por cada uno de los 34 cargos, pero los expertos legales dicen que por no tener antecedentes penales es poco probable que vaya a la cárcel.

Una condena no le impediría presentarse a las elecciones de noviembre y es casi seguro que el expresidente apelaría el fallo.

En caso de anulación del juicio, los fiscales podrían solicitar un nuevo proceso.

Trump, obligado a asistir a todas las audiencias, ha utilizado sus comparecencias para difundir su afirmación de que el juicio es una estratagema demócrata para mantenerlo fuera de la campaña electoral.

Las encuestas muestran a Trump cabeza a cabeza con el presidente Joe Biden, y el veredicto inflamará pasiones a medida que se intensifica la carrera por la Casa Blanca.

Además del caso de Nueva York, Trump ha sido acusado en Washington y Georgia de conspiración para anular los resultados de las elecciones de 2020.

También enfrenta cargos en Florida por llevarse enormes cantidades de documentos clasificados tras abandonar la Casa Blanca.

Sin embargo, el caso de Nueva York es el único que probablemente llegue a juicio antes del día de las elecciones.

Fuente: EL CLARÌN