Economía

¿Por qué los ecuatorianos consumen menos leche?

El sector lechero asegura que, de los 5,7 millones de litros diarios de leche que se producen en el país, el 48% es informal. Este 1 de junio, en el Día Mundial de la Leche, algunos actores del sector reflexionan sobre el mercado.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Leche. En el Ecuador se producen 5,7 millones de litros diarios, según cifras del Centro de la Industria Láctea (CIL), de los cuales el 52% es el resultado de la actividad formal.

El resto (48%) es informal. Es decir, 2,7 millones de litros diarios se producen -y muy posiblemente se consumen- en condiciones insalubres. En un mercado nacional de USD 420 millones de litros anuales, según MK Trends, la preocupación de la industria formal es enorme.

No solo por la competencia de actores que venden el producto a precios inferiores al del mercado formal, lo que ha contraido la actividad, sino por la salud de las familias.

Cae compra de productos lácteos

A decir de Kantar, que midió los tickets de compra de la canasta básica en 14 provincias y en 2,8 millones de hogares, los lácteos (leche, queso, yogurt y bebidas lácteas) tuvieron un decrecimiento del 12% en el 2023 en volumen y de -7% en ventas. Verónica Chávez Man-Ging, directora Ejecutiva del CIL, explica que el año pasado hubo un incremento de precios de entre USD 0,07 y 0,08 que se trasladó al consumidor.

Además, en las dos semanas de crisis energética, las ventas cayeron un 10% porque se rompió la cadena de frío en el canal tradicional. “Esta caída del consumo se da porque estamos en recesión económica.

Si antes las familias compraban lácteos para los cinco días de la semana, ahora lo hacen para tres», explica Chávez Man-Ging. «Otro asunto es que a escala internacional están cambiando los hábitos de consumo, con bebidas vegetales y productos sustitutos», añade Chávez.

Pero el sector lácteo también cree que se desprestigia a la leche señalando que afecta a la salud, pero, en esos casos, corresponde a productos que provienen del sector informal, que no cumplen con buenas prácticas de manufactura.

«Al tener un alto porcentaje de informalidad, lo más seguro es que la leche rechazada por la industria formal (porque no cumple con los estándares de calidad) circula en los mercados», advierte Chávez.

En Ecuador, el consumo es de 100 litros por habitante al año, mientras que la media latinoamericana está en 134 litros y en EE.UU. o Europa en más de 200.

  El sector formal

En Ecuador, hay alrededor de 70 empresas formales en el sector lácteo. Una de ellas es Vita Alimentos. El proceso de producción de esta empresa comienza en la hacienda Piemonte, en Cayambe, donde ahora tiene 160 vacas en producción. Cada una es bautizada con nombres y hasta cobijadas cuando de becerritas lo requieren.

Los 2.800 litros diarios que produce esta hacienda se envían, a través de camiones refrigerados hacia la planta de Vita Alimentos, en Quito. En total, la empresa cuenta con 21 tanqueros de recolección de las haciendas ganaderas de Machachi, Lasso, Cayambe, Imbabura, Carchi y Chimborazo.

La compañía procesa unos 220.000 litros diarios de leche. En cuanto a cómo enfrentar la informalidad, Chávez señala que ha hecho acercamientos con las autoridades, pero le dicen que «no disponen de recursos económicos y personal para realizar controles».

En el Clúster Lácteo, junto con Arcsa y Agrocalidad, «actualmente estamos trabajando para hacer una hoja de ruta y empezar a educar e insertarlos en la formalidad, darles herramientas para que cumplan con estándares requeridos”, añadió.

Por:  PRIMICIAS