Tecnociencia

Por qué la seguridad en internet debería ser más como un camaleón que un rinoceronte

Miles de millones de personas son víctimas del cibercrimen cada año. Y el problema parece ir a peor. ¿Podremos llegar a crear alguna vez computadoras imposibles de hackear?

Un grupo de investigadores israelíes tienen algunas soluciones interesantes.

La clave para detener a los piratas informáticos es hacer que hackear no salga rentable, explica Neatsun Ziv, vicepresidente de productos de ciberseguridad de Check Point Security Technologies.

«Actualmente, estamos monitoreando a 150 grupos de hackers a la semana. Cada uno de ellos gana US$100.000 por semana», le cuenta a la BBC.

«Si subimos el listón, perderán dinero. Y ellos no quieren perderlo».

Aumentar el nivel de exigencia consistiría en hacer que fuera tan difícil para los hackers entrar en esos equipos que prefirieran elegir objetivos más fáciles.

Y ese ha sido precisamente el principio fundamental que rige la industria de la ciberseguridad desde que se inventó. Es decir, dotar a las empresas del suficiente blindaje como para que a los hackers les resulte demasiado agotador intentar perforarlo.

Es el enfoque de los rinocerontes.

Sin embargo, algunos piensan que la industria necesita menos rinocerontes y más camaleones, capaces de camuflarse ante los ataques (y pasar desapercibidos).

bbq