Opinión

¿Por qué héroe y no heroína?…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

Escribí un artículo mis «verdaderos héroes» refiriéndome a dos mujeres muy particulares, que han marcado y marcarán mi vida durante toda mi existencia, bajo está calificación, provocando la reacción de algunas personas, escribiéndome, que el término apropiado es de heroína y no héroes, para utilizarlo o hacer referencias de esa categoría en las mujeres…

Cómo soy de aquellos que, si tengo que dar una explicación y por respeto a mis amigos y lectores, no voy a utilizar el término heroína, porque si lo hago, muchos podrían equivocarse y hasta por el título pensar, que estoy también inmerso o siendo parte del mundo de las drogas…

Hay bastante gente, que ya no lee salvo los titulares, sin revisar el contenido, cuando por lo menos en el artículo que escribí sobre los héroes, nada tiene que ver con las drogas o ese perverso flagelo que soportamos y extermina a los seres humanos.

Por tal razón, aunque el amor es muchas veces una droga irrenunciable, capaz de llevarnos hasta el suicidio, ejemplo muy marcado en la obra de William Shakespeare «Romeo y Julieta»… mi artículo hace relación también a temas muchos más reales, que ciertamente sin amor jamás podrían permanecer en el tiempo…

Por todo aquello, sin necesidad de una reforma de la Real Academia de la lengua española, yo me he tomado la libertad, de utilizar como genérico la calificación de «héroes’ tanto para hombres como mujeres, basado primordialmente en que hasta con palabras, tenemos que marcar distancias con ese infernal mundo de las drogas.

Semper Fi.