Tecnociencia

¿Por qué hay cables USB de color blanco, negro, azul y rojo, y en qué se diferencian?

Misterio resuelto Aunque los cables USB puedan parecer exactamente iguales, el color que poseen revela que algunos son mejores que otros. Aquí vamos a explicarte.

Toma nota. Si examinas los cables USB que tienes en casa, seguro descubrirás que tienen un pequeño plástico de color negro, azul, rojo o blanco. En la actualidad, la mayoría de personas desconoce el significado de estas tonalidades y escogen cables para sus teléfonos inteligentes o tablets, sin tener en cuenta sus principales diferencias. Aunque no lo creas, cada uno de estos colores tienen su propio significado y existen algunos que son mejores que otros. Aquí te explicamos.

¿Por qué los cables USB tienen diferentes colores?

La tecnología mejora con los años y las memorias (y los cables) USB no han sido la excepción. Los primeros, que venían con un plástico de color blanco o negro, tenían una velocidad de transferencia de datos realmente baja. Posteriormente, los fabricantes comenzaron a presentar versiones mejoradas que se caracterizaban por tener una mejor velocidad. Para diferenciarlos, decidieron ponerles otros colores.

Antes de comprar un cable USB para usarlo con tu teléfono inteligente, te conviene revisar el color que tiene. En caso de que sea blanco o negro, lo mejor es que no lo adquieras, ya que la velocidad de transferencia de datos es muy baja. Es decir, si quieres pasar un archivo pesado de tu smartphone (un video, por ejemplo) a una computadora, el tiempo de espera será altísimo.

Por ese motivo, antes de comprar un cable USB para tu celular, tablet u otro equipo electrónico, se recomienda conocer sus características para que no gastes tu dinero en vano. Para ello, es necesario que te enteres del significado de cada uno de los colores.

¿Qué significan los colores de los cables USB?

Según detalla Hardzone, un portal especializado en tecnología, a lo largo de la historia, los cables USB han tenido cinco colores principales (blanco, negro, azul oscuro, azul claro y rojo).

  1. Blanco o USB 1.0: estos cables alcanzan tasas de transferencia de hasta 12 Mbps. Suelen venir con los teclados, mouses, altavoces, etc.

  2. Negro o USB 2.0: es una gran mejora respecto a su antecesor. Su velocidad de transferencia es de 480 Mbps.

  3. Azul oscuro o USB 3.0: alcanza velocidades de transferencia de hasta 5 Gbps.

  4. Azul claro o USB 3.1: puede alcanzar velocidades de hasta 10 Gbps.

  5. Rojo o USB 3.2: los más modernos. Su velocidad de transferencia de datos es de 20 Gbps.

 

Vale resaltar que también puede haber colores adicionales debido a que algunos fabricantes modifican la tonalidad. Por ejemplo, si te encuentras con un cable USB con un plástico naranja, eso quiere decir que es un USB 3.2. En caso de que sea turquesa, suele ser un 3.0 o 3.1. Para finalizar, ciertas marcas (como Razer) lanzan equipos con cables USB verdes porque su color es corporativo.

 

Fuente:  LA REPÙBLICA PERÙ.COM