Realidades

Por qué estamos en «la era de las islas artificiales»

A lo largo de la historia, los humanos han buscado crear tierras secas dentro de lagos, ríos y océanos, que luego podrían poblar. Pero el siglo XXI ha traído una nueva ambición, y tal vez un toque de arrogancia, a este esfuerzo.

Vivimos en una «era de islas», según Alastair Bonnett, geógrafo social de la Universidad de Newcastle, Reino Unido. «Se están construyendo nuevas islas en cantidades una escala nunca antes vista«.

Esta nueva generación de islas es más audaz, grandiosa y potencialmente más dañina que cualquier cosa que erigieron nuestros antepasados, escribe Bonnett en su libro Elsewhere: A Journey Into Our Age Of Islands.

El geógrafo visitó islas hechas por humanos en todo el mundo, explorando una variedad de construcciones.

Inspeccionó archipiélagos artificiales gigantes, creados al verter millones de toneladas de arena en el océano, atolones «Frankenstein» revestidos de hormigón, diseñados para consolidar el poder militar y político, y plataformas petrolíferas vertiginosamente altas que se extienden por cientos de metros hasta el lecho marino.

Si bien la naturaleza ha recuperado algunas estructuras artificiales, ese proceso lleva tiempo.

A menudo, hay poca vida debajo de las aguas que rodean las islas artificiales. «Con demasiada frecuencia, las islas artificiales son zonas muertas. Intentar que vuelva a haber vida es un trabajo duro», escribe Bonnett.

En lugares como el mar de China Meridional, «los arrecifes que alguna vez fueron prístinos y vírgenes (…) han sido horriblemente mutilados: encuadrados y tapados con hormigón».

Sin embargo, Bonnett se sintió atraído por estas creaciones artificiales, por comprender cómo se construyeron y por qué llegaron a existir.

Las apruebes o no, les contarán a las generaciones futuras una historia de cómo la humanidad se veía a sí misma en el comienzo del Antropoceno.

Para saber cómo luce la era de las islas artificiales, echa un vistazo a las siguientes fotografías que captan los ejemplos más llamativos e impactantes de estas construcciones en distintas partes del mundo: desde los Estados del Golfo, pasando por los mares de Asia, hasta las costas de Reino Unido o Estados Unidos.

Tomado BBC News Mundo