Opinión

Por las calles del recuerdo….

Silvio Devoto Passano

 sidepaderby@hotmail.com

Coincidiendo con las fiestas de Quito, cerramos está serie de tres opiniones, recordando a quienes fueron los máximos dirigentes del club hípico de Quito –Hipódromo La Carolina-. Durante los años 1951 y 1956, Don Augusto Saá Cousin,  se desempeñó como presidente del directorio y Jaime del Hierro, actuó como gerente general. Fueron caballeros a carta cabal y destacados hípicos.

Augusto Saá Cousin:

A parte de dirigente, fue el más prestigioso criador de caballos en su momento. Fue propietario de El Haras “Las Cuadras, que estaba ubicado en la parte oriental de la ciudad de Quito sobre las laderas del Pichincha.

Fue muy recordado tanto por la afición hípica de Quito como por la de Guayaquil habiendo sido favorecida esta última durante la primera década del “Santa Cecilia” con el aporte anual de un lote de productos magníficamente criados en sus praderas, hijos del apergaminado padrote Don Floro en su gran mayoría y de otro linajudo reproductor, Don Félix.

Entre los mejores productores del centro de crianza capitalino mencionaremos a la triple coronada Miss Flora, al excelente Gitano que escaló a series superiores en base a varias importantes victorias, Florin, Florón, del “Bola de Oro”, ganadores de muchas carreras, Don Dino, Dositeo, Aviador y Shalimar, comensal del “Tremebunda” que lució en importantes carreras de hándicap.

En 1974 debió cerrar sus puertas en función del crecimiento y sostenido desarrollo urbanístico de la ciudad capital perdiendo el turf porteño y nacional tan importante aporte.

El Derby  de ninguna manera podía ignorar la presencia de tan ameritado turfman que dio mucho a favor del Deporte de su preferencia.  Hasta hace unos años nuestra hípica honraba su memoria con un clásico anual, hoy lo suplementamos con “ilustres desconocidos”.

Jaime del Hierro:

Ministro de Gobierno en la presidencia de Galo Plaza Lasso. Su don de gente, su innata simpatía y marcada sencillez lo adentraron en el corazón de los ecuatorianos.

Figura destacada del mundo político, fue desde muy joven un gran apasionado hípico, buen equitador y factor fundamental en el desarrollo del turf capitalino.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.