Opinión

POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS

Henry Silva Viteri/Guayaquil

El gobierno del Encuentro encontró la forma de obligar a los ecuatorianos que no quieren inocularse con medicamento experimental a hacerlo, por las buenas o por las malas. Por las buenas ofreciendo prebendas como descuentos en tiendas, estadías gratuitas en hoteles o en propagandas como “poner el hombro” que hace el banco de Guayaquil.

La forma que encontró el gobierno del Encuentro por las malas lo hace a través del COE nacional, con el mayor desparpajo el expolicía y director del COE nacional designado por Wheelchair Man Lenin Moreno y ratificado por Guillermo Lasso nos amenaza diciendo que para movilizarnos desde y hacia la provincia de El Oro solo lo podrán hacer los que presenten el carnet de vacunación completo.

¿No sabe el señor Zapata y los que hacen el gobierno del Encuentro que están violando la Constitución de la República? Hay que recordarles a estos señores lo que dice en el Título II DERECHOS artículo 11 numeral 2: “Todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades”.

El numeral 3 dice: “Los derechos y garantías establecidos en la Constitución y en los Instrumentos internacionales de Derechos Humanos serán de directa e inmediata aplicación por y ante cualquier servidora o servidor público, administrativo o judicial de oficio o a petición de parte”.

El numeral 4 dice: “Ninguna norma jurídica podrá restringir el contenido de los derechos ni de las garantías Constitucionales”. Señores Lasso y Zapata al restringir la movilidad de un grupo de personas que no quieren “vacunarse” es una violación flagrante a la Constitución. Que confianza podemos tener con el gobierno del Encuentro que no encuentra la manera de respetar los derechos de los ecuatorianos.

Lamentablemente el señor Lasso “metió la pata” al ofrecer durante su campaña el 9/100, vacunar 9 millones de conejillos de indias en 100 días con un medicamento experimental y sin registro sanitario. Los defensores del medicamento experimental dicen que cuando los vacunan nadie pregunta qué componentes tiene y cuál es el registro sanitario, olvidan por su ignorancia que son vacunas que pasaron la fase 4 y nos han inmunizado; el medicamento experimental que está enriqueciendo a las farmacéuticas no inmuniza, tiene efectos colaterales terribles por el óxido de grafeno que contiene y que es veneno para los seres humanos.

El señor Lasso, presidente; el doctor Borrero, vicepresidente, la doctora Garzón, ministra de Salud y el señor Zapata, director del COE nacional están violando la Constitución ya que están discriminando a un grupo de ecuatorianos que no quieren “vacunarse” y eso es un atentado a sus derechos; además el certificado de “vacuna” dice VOLUNTARIO, si tengo una emergencia y debo viajar el gobierno del Encuentro no me deja hacerlo.

Por las buenas o por las malas el señor Lasso y sus colaboradores quieren obligar a una parte de los ecuatorianos a envenenarse con el medicamento experimental de las farmacéuticas mercantilistas.