Deportes

Ponce: Dirigirá su primer clásico en el Modelo

El juez habló de lo que será el partido en el estadio Modelo este domingo y sus reflexiones previas al duelo.

GUAYAQUIL. Omar Ponce fue designado para dirigir el Clásico del Astillero entre Emelec y Barcelona, que se disputará este domingo en el estadio Modelo ‘Alberto Spencer’.

Ponce estará acompañado por Carlos Herrera y Byron Romero como asistentes uno y dos, respectivamente; Guillermo Guerrero será el cuarto juez.

“Profesionalmente sería mi segundo partido en el estadio Modelo. En el 2012 dirigí Emelec contra Deportivo Cuenca. Pero está será la primera vez que dirigiré un clásico en el estadio Modelo”, sostuvo el réferi FIFA, en entrevista a radio Súper K-800.

El encuentro se disputará a partir de las 17:30 del domingo; Emelec llega motivado tras asegurar su pase a la siguiente fase de Copa Libertadores y Barcelona casi eliminado del mismo torneo. Mientras que en el torneo nacional, los eléctricos están en el cuarto lugar y los toreros, en el séptimo.

“Eso es indistinto. Para mí el estadio Modelo es muy grande como para tener algún tipo de presión – de los hinchas-, al tener un anillo atlético es algo muy distinto al estar en el Capwell o en el Monumental, el estadio Alberto Spencer lo conozco muy bien”.

El árbitro que en el 2010 fue criticado tras declaraciones de Alfonso Harb, presidente de la Comisión de Fútbol de Barcelona en ese entonces, que lo señaló como “un árbitro que tiene un sentimiento azul, es emelecista. Me preocupa eso”.

Pero a Ponce ese tipo de aseveraciones lo vuelvan más profesional y resaltó que “en la cancha siempre tratamos –con su equipo de trabajo- de hacer lo mejor y que los jugadores sean los protagonista”.

Siendo experimentado en partidos como estos, confiesa que no es tan difícil afrontar la presión por lo que resaltó que en los Clásicos, “uno ni come ni duerme en la previa. Hay mucha gente que te conversa y te recomienda tantas cosas”

El profesional recordó, a pesar que ha tenido la oportunidad de pitar siete Clásicos del Astillero y con el de este domingo sumará su octavo compromiso entre estos dos equipos, tuvo que sortear algunos altibajos. “En el primer Clásico, al verme nuevo hubo algunos jugadores que quisieron meter algo de presión, pero salimos airosos” complementó.

El guayaquileño expresó que antes de cada encuentro se analiza a los equipos y jugadores para “buscar una forma de llegar al jugador y que él sea el nexo, un amigo y el que nos ayude a sacar el partido”. (DO/La Nación)