Opinión

PÓLIT DECLARADO CULPABLE

Antonio Aguirre M./ Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

 

La justicia norteamericana lo declaró culpable de todos los seis cargos imputados a quién el prófugo innombrable lo consideraba como el Contralor de la República 100% a su disposición y como un servidor de lujo.

Este puede ser el inicio del fin de la delincuencia organizada practicada por Revolución Ciudadana, dirigida por un demente descalificado que posiblemente se creyó que podría ser considerado como el Emperador de una República de juguete.

Este hecho ya previsto porque no se puede defender lo indefendible, súmele la detención de Jorge Glas, su persona de entera confianza y posible cajero de los negocios oscuros de la Revolución y la pérdida en la reciente votación, han producido el colapso político anticipado de una organización que de política se podría convertir en delictiva.

Se le está juntando en corto tiempo la cosecha de toda su manifiesta perversidad y en su mente confusa, todavía sigue pensando que fue el triunfador de la última consulta.

Lo que, debido a las actuales circunstancias políticas y económicas, los Revolucionarios podrían activar es una nueva alianza con los grupos indígenas y reunificar a los grupos narcodelictivos para desestabilizar la democracia y pescar en rio revuelto.