Deportes

Polideportivos serán administrados por el municipio de Ibarra

Estos espacios públicos estaban a cargo de las directivas barriales, pero, en ciertos casos, sin tener del todo claro a dónde van los recursos que se cobra por usarlos.

Redacción IMBABURA

La administración de los polideportivos ubicados en sectores urbanos y rurales de Ibarra cambiará de manos.

En la capital imbabureña, en la anterior alcaldía de Álvaro Castillo se levantaron alrededor de 20 espacios de este tipo, que conjugan canchas deportivas con áreas verdes, como un parque con cerramientos, a un costo total que bordeaba los $6 millones.

No se administran igual
Estos sitios, desde el 2017, aproximadamente, han tenido varios modelos para su gestión, donde se buscaba que sean autosustentables, con el alquiler de las canchas en ciertos horarios; pero hasta diciembre de 2021 han quedado prácticamente a la deriva y unos se muestran en mejores condiciones que otros.

En algunos casos, según denuncias ciudadanas y de los concejales, se cobra hasta $5 por ingresar a eventos privados, en sitios que son públicos, sin que exista control de esos recursos, que supuestamente deberían invertirse en el mantenimiento de los polideportivos.

El edil Oscar Caicedo, precisamente, se preguntó qué está pasando con esos recursos de alquiler y eventos particulares que hacen en los polideportivos, qué pasa con el tema de seguridad interna y externa de estos espacios, donde considera que no hay un modelo de gestión adecuado.

“Se había hablado que generan una buena función de deporte y recreación, pero yo he visto que casi en la mayoría no hay un modelo de gestión. Además, hay eventos que son cobrados directamente, donde se cierran los polideportivos para cobrar una entrada a organizaciones privadas”, dijo.

Una apreciación similar la tuvo Betty Romero, quien además denunció ante el Concejo municipal que cuando se trató la reforma del presupuesto 2021, hace un año, ya se abordó esta situación, “pero hasta la fecha a los concejales no nos han hecho llegar el modelo de gestión”.

Según Romero, las denuncias sobre malos manejos de estos espacios públicos cada día son más, donde no existe un sistema adecuado de administración. “Si nosotros invertimos la plata que es de todos los ibarreños en un polideportivo, qué hacen los que administran estos espacios lucrándose de un bien público, sin rendirle cuentas a la municipalidad. Debe haber un informe, semanal, mensual de los ingresos, para llevar una regularización y control de los polideportivos”.

Nuevo modelo
La alcaldesa de la ciudad, Andrea Scacco, reconoció que existen falencias e inequidades en la administración de estos espacios, a pesar de que afirmó que sí hay un modelo de gestión, que dijo lo conocen los presidentes de los barrios.

“Nosotros tenemos un sistema en el cual obligatoriamente deben rendir cuentas a la municipalidad y se puede observar los ingresos, para que los vecinos no piensen que la plata se ha cogido el presidente del barrio. Eso sí lo hacemos. Pero también hay líderes barriales que actúan con mucha voluntad, mientras otros lo hacen con picardía y que sí han utilizado los recursos de la gente para uso personal”, afirmó.

Además, desde la municipalidad mencionaron que en el 90% de polideportivos no se tiene problemas con la administración, quienes sí rinden cuentas, se sigue un reglamento y se mantiene adecuadamente los espacios; pero también están conscientes que se debe manejar un solo sistema y estandarizar tasas por el uso de canchas.

Por eso, se pidió al departamento municipal respectivo que elabore un nuevo modelo de gestión, donde todos estos espacios públicos pasen a manos del cabildo.

“En todos estos espacios públicos, que al final el mismo municipio mantiene, aún cuando los líderes digan que con el dinero que recaban se invierte en el mismo lugar, podríamos estandarizar una tasa que sea accesible pero que le dé al ciudadano corresponsabilidad y una formalidad de un trámite sencillo que lo hagan en la institución”, explicó Scacco.

Por el momento, en el Concejo municipal coincidieron en que ya no sean los presidentes barriales los que tengan la posibilidad de cobrar por el uso de los polideportivos, sino la institución municipal, por lo que esperan, dentro de lo que queda de 2021, una nueva propuesta desde los funcionarios respectivos para cambiar el modelo de gestión.

 

 

 (lahora.com.ec)