Ciencia

Podría una ‘lengua gorda’ ser un factor en la apnea del sueño

En un estudio, las personas obesas con el trastorno tendían a tener más grasa en la base de la lengua.

ESTADOS UNIDOS.  La apnea del sueño es un riesgo de salud potencial para millones de estadounidenses, y un nuevo estudio apunta a un posible culpable del trastorno: una lengua “gorda”.

“Este es el primer estudio en mostrar que los depósitos de grasa son mayores en la lengua de los pacientes obesos con apnea obstructiva del sueño”, comentó en un comunicado de prensa de la revista Sleep,  el autor principal del estudio, el Dr. Richard Schwab, codirector del Centro del Sueño del Centro Médico de la Universidad de Pensilvania.

La apnea del sueño es un trastorno común en que las vías respiratorias se constriñen durante el sueño, lo que lleva a pausas e inicios repetidos de la respiración. Las señales características incluyen unos ronquidos crónicos fuertes, con jadeos o ahogamientos periódicos, y, en muchas personas, somnolencia diurna debido a no dormir bien.

Pero los efectos van más allá de la fatiga. Los estudios sugieren que esas pausas en la respiración estresan al sistema nervioso, aumentando la presión arterial y la inflamación en las arterias.

Las personas obesas tienden a estar en mayor riesgo de apnea del sueño, y el equipo de Schwab dijo que los nuevos hallazgos podrían ayudar a explicar el vínculo entre la obesidad y el trastorno respiratorio.

El estudio incluyó a 90 adultos obesos con apnea del sueño y a 90 adultos obesos sin el trastorno. Los participantes con apnea del sueño tenían de forma significativa unas lenguas más grandes, más grasa en la lengua y un mayor porcentaje de grasa en la lengua que los que no sufrían de apnea del sueño, hallaron los investigadores. La grasa en la lengua en las personas con apnea del sueño se concentraba en la base de la lengua.

Además de aumentar el tamaño de la lengua, los niveles más altos de grasa en la lengua podrían evitar que los músculos que unen a la lengua al hueso coloquen a la lengua lejos de la vía respiratoria durante el sueño. Aunque el estudio halló una asociación entre el contenido de grasa de la lengua y la apnea del sueño, no pudo probar causalidad. (Internet/ La Nación)